Tesorería pide medidas organizativas para bajar la morosidad

M.G
-
Tesorería pide medidas organizativas para bajar la morosidad - Foto: David Pérez

El informe de morosidad indica que el periodo medio de pago de las facturas en el último trimestre de 2018 fue de 50,63 días. El concejal de Hacienda admite problemas informáticos puntuales

El Ayuntamiento cumple con sus proveedores conforme a la ley, pero también es cierto que el cierre del año 2018 ha dejado cifras altas porque se ha tardado más tiempo en conformar y pagar las facturas. Sin ir más lejos, el informe municipal del cuarto trimestre indica que la administración pagó 12,4 millones de euros con una demora media de 50,63 días a pesar de que las existencias de Tesorería al cierre del ejercicio eran de 31,2 millones de euros.
La documentación indica que el periodo medio pendiente de pago es de 48,8 días con un montante pendiente de 9,1 millones de euros. Si bien, la administración ya ha abonado facturas que tenía pendientes fuera de plazo, es decir, a lo largo de enero y lo que va de febrero por un importe de 3,5 millones de euros.
En vista de la situación,  aunque no se ha llegado a esos 60 días de demora como límite, la Tesorería municipal cree «que deben tomarse medidas en clave de organización para que este periodo se reduzca al no tratarse de un problema de liquidez».
El informe trimestral de morosidad pasó ayer de puntillas por la comisión de Hacienda como suele ser habitual, salvo por las palabras del concejal de Hacienda, José Pablo Sabrido, que, de alguna manera, ofreció una breve explicación de lo ocurrido al agradecer el trabajo y «el esfuerzo» de los técnicos municipales a finales de año coincidiendo con «algunas dificultades técnicas que han ocasionado que algunas facturas hayan tenido algunos retrasos».
En cualquier caso, todo indica que se trata de un problema puntual. Además, la Junta de Gobierno Local acaba de aprobar el expediente de contratación para el mantenimiento y la gestión integral de la aplicación informática de la Tesorería municipal, con un tipo de licitación de 545.831 euros.
más cifras. Un breve repaso por las distintas entidades que conforman la administración municipal apunta que todos los patronatos -Deportivo, Música, Teatro de Rojas y Turismo- cumplen con el periodo marcado legalmente salvo la Empresa Municipal de la Vivienda (EMV), que se ha excedido bastante, ya que ha realizado 55 pagos, por un importe de 36.713 euros dentro de esos 60 días máximos de plazo y otros 52 pagos, por 71.599 euros que sí se han abonado fuera d e esos límites legales, ya que el periodo medio de la empresa ha sido de 84,18 días.
la contabilidad del año. La Tesorería municipal ha fijado su atención en este último trimestre de 2018 por lo llamativo de su retraso, aunque la ralentización en el abono de las facturas comenzó en el tercer trimestre, puesto que  el perido medio que se alcanzó fue de 57,09 días y colocó al Ayuntamiento al borde del incumplimiento, según la Ley de Estabilidad  y el resto de obligaciones de las administraciones municipales, de las que se debe dar cuenta al Ministerio de Economía y Hacienda.
El primer trimestre de 2018 fue el más ágil a la hora de dar salida a las facturas, aunque también fue el de menor gasto, únicamente 11 millones de euros, de los cuales 6,3 se pagaron en 36,6 días y el resto fuera de plazo.
En el segundo trimestre el perido medio de pago también aumentó y quedó fijado en 49,17 días. En este plazo el Ayuntamiento abonó 7,3 millones de euros y dejó pendientes otros 6,8 millones de euros.