Grito guerrillero en Camuñas

M.G
-

El parque de Camuñas se convierte en el escenario de una impresionante reyerta entre guerrilleros y franceses. La mañana se completa con dos teatrillos sobre la vida de Francisco Sánchez

La constante batalla contra el paso del tiempo hace una parada en Camuñas una vez al año. No es tan complicado volver al siglo XIX. En este pueblo toledano lo consiguen en honor al ‘Tío Camuñas’ y se recrean capítulos históricos en distintos lugares, uno de ellos en el parque de la localidad, con suficiente sombra para que el público pueda disfrutar de la esperada reyerta entre los guerrilleros y los soldados franceses, dos bandos en un duro embate de fuego cruzado que termina dando la victoria a los primeros tras algunas pérdidas, muchos disparos y un cañonazo final que termina arrasando a los enemigos.
Cualquiera que pasara esta mañana por esta zona verde por primera vez podría haber pensado que se trataba del ensayo de una película, pero la mayoría llegó al parque con tiempo suficiente para coger sitio y disfrutar de este espectáculo, una llamativa recreación histórica que todos los años rememora con acierto la partida de Francisquete, más conocido como el ‘Tío Camuñas’, y su rebelión contra las tropas francesas en 1808. En Camuñas se trata de una celebración de las grandes y esta ocasión el municipio ha ido más allá y ha promocionado en Madrid el programa de actividades de este fin de semana en torno a la historia y la leyenda del guerrillero gracias a la labor de la asociación ‘La Partida’, que cuenta con más de 400 miembros actualmente.
Muertes a mediodía. El reloj pasaba de las doce y cuarto de la mañana y las tropas napoleónicas ya esperaban con impaciencia a la puerta de la iglesia para comenzar la representación. El otro extremo del parque estuvo tomado por los guerrilleros, también preparados y dispuestos a dar batalla. Y en medio de la reyerta una narradora fue hilvanando la historia en esta duodécima edición del ‘Juramento del guerrillero’.

Grito guerrillero
Grito guerrillero - Foto: Yolanda Redondo
En esta primera batalla los guerrilleros terminaron ganando 1-0, pero el enfrentamiento no acabó ahí, con un parque regado de soldados franceses tirados por el suelo, ya que el plato fuerte se celebra mañana por la mañana con la captura del guerrillero ‘Francisco Sánchez, ‘Francisquete’ en pleno campo tras una emboscada de los franceses y una segunda representación centrada en el fusilamiento a manos de un pelotón que descerraja al protagonista y a sus dos amigos en la plaza del municipio.
Esta imponente puesta en escena es posible por la colaboración de unos 150 vecinos del pueblo que disfrutan vistiendo uniformes antiguos, chalecos desgastados, pañuelos en la cabeza y empuñando las armas de fuego para decirle año tras año al mundo lo grande que era ‘El tío Camuñas’, como apodaron los franceses a este conocido guerrillero que ha terminado convirtiéndose en leyenda.
Las novedades de este año son pocas, pero hay que resaltar que por primera vez la narración ha contado con su traducción en lenguaje de signos para atraer a más público. Camuñas se desvive el fin de semana con esta programación diurna y nocturna, aunque esta última es la que más público arrastra porque se representan los tres actos principales de la recreación, a los que se suman distintas reyertas, teatrillos, concursos y mercadillos. Un buen plantel de actividades que logra que el público se sitúe en 1808 sin dificultad, termine encantado con las representaciones y con ganas de hacerse fotos con los actores y actrices que se meten en sus papeles durante el fin de semana.
En este caso, la narradora de una de las reyertas tuvo que llamar la atención al público hoy por la mañana para evitar que uno de los teatrillos se retrasasen por los selfies y las fotos con los franceses y los guerrilleros. Cada cosa en su momento y una vez terminadas las actividades hubo tiempo para hacer corrillos, comentar la recreación y conseguir una foto curiosa de recuerdo. Camuñas defiende a fuego a sus guerrilleros un año más y muchos ya saben que repetirán el próximo año porque se lo pasan bien, sobre todo, sacando a la calle la memoria del ‘Tío Camuñas’.