David Soria y Diego López, héroes del empate

Juan José Lahuerta (EFE)
-

Los porteros de Getafe y Espanyol se convierten en los protagonistas de un duelo escaso de oportunidades pero con mucha intensidad en el juego. El cuadro madrileño no recupera el ritmo, mientras que el catalán se aferra a la 'vida' en Primera

David Soria y Diego López, héroes del empate - Foto: Kiko Huesca

Las intervenciones de David Soria sostuvieron al Getafe, incapaz de ganar y de generar claras ocasiones ante el Espanyol, que resistió en el Coliseum Alfonso Pérez (0-0) durante 75 minutos con un hombre menos por la expulsión del colombiano Bernandro Espinosa.

Las sensaciones de la primera jornada tras el regreso que mostraron los dos equipos se repitieron en la segunda. Por lo menos en la primera parte, en la que la roja de Bernardo acaparó todos los focos que no pudieron apuntar al poco fútbol propuesto sobre el renovado césped del estadio del Getafe.

Durante el acto inicial, el Espanyol mantuvo esa tendencia al alza con la que sostiene su objetivo de salvarse tras la inversión en el mercado invernal de su presidente Chen Yansheng. Los 40 millones de euros con los que llegaron Adrián Embarba, Raúl de Tomás (ausente en Getafe) y el uruguayo Leandro Cabrera, dieron aire al cuadro perico, que con la victoria ante el Alavés la pasada jornada sólo acumulaba una derrota en sus seis últimos duelos.

David Soria y Diego López, héroes del empateDavid Soria y Diego López, héroes del empate - Foto: Oscar J. Barroso / AFP7 / Europa

Pese a jugar con un hombre menos, consiguió dominar muchas fases del duelo ante un rival al que no le ha sentado nada bien el parón. El Getafe es una sombra de lo que era hace tres meses. Lo demostró en los primeros 45 minutos, en los que sólo remató a portería en una ocasión. Lo hizo Jaime Mata, que probó los guantes de Diego López con un disparo inofensivo.

Y eso que al Getafe volvieron tres piezas clave en su esquema. Sus dos perros de presa en el centro del campo, el serbio Nemanja Maksimovic y el uruguayo Mauro Arambarri, no pudieron jugar en el reestreno ante el Granada por sanción. Igual que Jaime Mata. Los tres volvieron, pero apenas se notó.

Todos se diluyeron en la buena propuesta de Abelardo Fernández, que anuló todas las armas del Getafe, totalmente desaparecido y enredado en un fútbol gris y poco efectivo. En la primera parte se salvó por la salida de Bernardo. Hasta su expulsión, el Espanyol, con la velocidad del chino Wu Lei y con una ocasión clarísima de David López, pudo adelantarse en el marcador.

David Soria y Diego López, héroes del empateDavid Soria y Diego López, héroes del empate - Foto: Oscar J. Barroso / AFP7 / Europa

Lo evitó David Soria, que antes del descanso volvió a intervenir para detener otro disparo de Jonathan Calleri. Esa opción fue el canto del cisne a una gran primera parte del Espanyol, que en la reanudación volvió a sorprender al ritmo de Embarba. El ex jugador del Rayo Vallecano comandó los contragolpes de su equipo y estuvo a punto de marcar a los pocos minutos de la segunda parte.

De nuevo, apareció Soria para desbaratar en un mano a mano la tercera ocasión clara de sus rivales. El portero del Getafe, villano en Granada con dos acciones que costaron la derrota de su equipo, se estaba convirtiendo en el héroe de un grupo de jugadores que no encontraban el camino para anular a los diez sacrificados jugadores del Espanyol.

Bordalás reaccionó con la salida al campo del nigeriano Peter Etebo por Allan Nyom, desaparecido durante todo el choque. También sacó al terreno de juego al revulsivo Ángel y al eléctrico Kenedy. Con esas nuevas piezas, intentó dar un vuelco a la situación. Tenía media hora por delante.

Con el tanque de oxígeno más vacío, el Espanyol, esta vez sí, dio un paso atrás. Los cambios funcionaron para el Getafe, que aún tuvo que superar otro susto protagonizado por Calleri. Otra vez apareció Soria y el equipo de Bordalás se mantuvo con vida para continuar su tímido acoso.

Su gran ocasión llegó al final con un doble remate que anuló Diego López. Primero, sacó una gran mano a un cabezazo de Ángel. Luego, salvó el rechace que recogió Cucurella. Era el minuto 93 y desde su portería contestó a David Soria, el otro héroe del choque.

Ambos dejaron el marcador en un 0-0 que no benefició a ningún equipo. El Getafe se deshincha en su ilusión por jugar la Liga de Campeones y el cuadro "perico" se dejó dos puntos importantes para lograr la salvación.