114 millones de fondos europeos a proyectos en zonas ITI

S.L.H
-
Martínez Guijarro presidió el Comité de Seguimiento de la Estrategia ITI. - Foto: LT

Esta cantidad ha beneficiado a 4.000 personas, entidades y ayuntamientos adheridos a esta estrategia, que cuenta con más de 580 millones de euros

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha destinado más de 114 millones de euros provenientes de fondos europeos a zonas despobladas dentro de la estrategia para la Inversión Territorial Integrada (ITI) aprobada por el Ejecutivo autonómico en abril de 2017 para luchar contra la despoblación que sufren muchos municipios de Castilla-La Mancha. 
El vicepresidente primero del Gobierno regional, José Luis Martínez Guijarro, que presidió en el Palacio de Fuensalida, sede de la Presidencia, la reunión del Comité de Planificación, Coordinación y Seguimiento de la ITI, recordó que desde su creación se han aprobado un total de 58 convocatorias de ayudas ordinarias y otras ocho de expresiones de interés con criterios de discriminación positiva para estos territorios por un importe superior a los 586,6 millones de euros. 
Al respecto, Martínez Guijarro señaló que estas convocatorias, que «la mayoría están cerradas y resueltas o a punto de resolverse», incluyen ya una preasignación presupuestaria de más de 114 millones de euros para zonas con problemas de despoblación, beneficiando a casi 4.000 personas, entidades o ayuntamientos.
«Estos datos son un buen arranque de la aplicación de esta estrategia de lucha contra el despoblamiento en lo que hace referencia a exclusivamente a los fondos Feder», añadió el vicepresidente primero, puesto que la estrategia del Gobierno de Castilla-La Mancha va «mucho más allá», por ejemplo, con el mantenimiento y mejora de los servicios públicos.
tres tipos de actuaciones. Dicho esto, explicó que lo primero que se hizo fue delimitar las zonas de las cinco provincias afectadas por el problema del despoblamiento y establecer la asignación de fondos Feder, del Fondo Social Europeo (FSE) y del Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural (Feaga) a estas zonas con carácter prioritario.
La Estrategia contra el despoblamiento contempla tres tipos de actuaciones: inversiones directas por parte del Gobierno que se han ido ejecutado dentro de los planes de inversiones de las consejerías; una discriminación positiva en los fondos con una financiación adicional, y una convocatoria de expresiones de interés para la asignación de fondos Feder a las entidades públicas que llevaran a cabo proyectos en esos territorios ITI.
El vicepresidente primero también informó de la reciente reunión mantenida con la comisionada para la lucha contra el despoblamiento para hablar sobre la estrategia que está elaborando el Gobierno de España.
En esa reunión les informó de que el Parlamento Europeo había acordado la reserva el 5 por ciento de los fondos Feder para provincias o comarcas que estén afectadas por el despoblamiento, esto es, con una densidad de población inferior a 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado. 
A preguntas de los periodistas sobre si se han notado los efectos de la citada estrategia en los municipios beneficiados con estas ayudas, el responsable regional comentó que la lucha contra el despoblamiento es una estrategia «a muy largo plazo», que necesita políticas constantes que van «desde el mantenimiento de los servicios públicos en el medio rural, la eliminación de la brecha digital para que haya actividad económica y el apoyo diferenciado de los proyectos que se quieran ubicar en estas zonas y que supongan la generación de actividad económica y empleo estable y de calidad». 

 

El 5% de los Feder irá a la lucha contra la despoblación
El vicepresidente primero de la Junta, José Luis Martínez Guijarro, celebró que el Parlamento Europeo haya acordado reservar el 5% del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) «para provincias o comarcas que estén que tengan densidades de población inferior a 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado». En esta descripción entran todos los municipios integrados en la Estrategia ITI. Es por ello, añadió Guijarro, que la Junta se compromete a que en el siguiente periodo de programación de esta estrategia (2021-2027) se incluya «esta discriminación positiva en los programas operativos de los Feder, del Fondo Social Europeo (FSE) y del Feaga, como ya ha delimitado la UE».