Abierta la puerta a dos candidaturas de izquierdas en Toledo

I.G.Villota
-
Mateo ve «insuficiente» el pacto IU-Podemos para Toledo - Foto: David Pérez

Los cuatro concejales de Ganemos no estarán en la lista IU-Podemos si la coalición de la pasadas municipales no entra en la negociación. Javier Mateo insiste en que hay que sumar fuerzas e incorporar a entidades y personas más allá de los partidos

El concejal, portavoz de Ganemos y coordinador local de IU, critica el ninguneo de ambas formaciones a un proyecto que logró duplicar resultados electorales de la izquierda en 2015 en Toledo. Ganemos ha enviado una nueva carta a IU y Podemos para volver a plantear las primarias abiertas y ciudadanas y un espacio para apuntalar el programa electoral entre todos.

Si ambos partidos no contestan antes del 27 de marzo, es decir, el próximo miércoles, como ya hiciesen a la primera carta remitida por Ganemos hace unas semanas, sus cuatro concejales renunciarán a estar en la lista electoral del 26 de marzo.

Sobre la creación de una segunda candidatura, como ha ocurrido en Talavera, Mateo dice que "es posible" poniendo precisamente el ejemplo de la ciudad de la cerámica, pero recalca que seguirá trabajando para que haya una única lista y que toda la izquierda de Toledo vaya unida el 26 de mayo.

El concejal insiste que esta no es una manera de presionar, dado que IU-Podemos le habían confirmado a él como cabeza de cartel de la coalición "claramente excluyente con Ganemos", sino que es un rechazo a la manera de negociar "en un despacho con flexo" de las direcciones regionales de ambas formaciones.

El pacto al que llegaron estos partidos establece que los cuatro primeros puestos de la candidatura al Ayuntamiento de Toledo por Unidas Podemos sean Javier Mateo, Olga Ávalos, Pedro Labrado y Helena Galán.

El portavoz se muestra molesto respecto a su papel. "Si alguien elige a una persona para que lidere un proyecto y no le permite dar su opinión, no quiere un líder, quiere un monigote".

Mateo advierte que no le sirve el argumento esgrimido por la formación morada de que no hay tiempo para celebrar unas primarias abiertas, dado que en 2015 se celebraron el 25 de marzo y las elecciones también eran a finales de mayo.

El concejal también alerta de que el votante de izquierdas "quiere que vayamos todos juntos con respeto". "No nos perdonaría que no fuéramos juntos", avisa, y espera que la negociación "acabe bien", con la incorporación del proyecto y la experiencia de Ganemos, lo que sería "un revulsivo" para sus electores. "Confirmaría que sí se pueden hacer las cosas de otra manera", señala.