El PP pedirá reducir un 25% el IBI de locales y comercios

LT / TOLEDO
-

Acudirán al Pleno con una moción para que se implante «una medida que ya se está aplicando en otros ayuntamientos» y que permitiría paliar la situación de un «sector muy golpeado»

El PP pedirá reducir un 25% el IBI de locales y comercios - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

El Partido Popular propondrá la modificación de la ordenanza del IBI y una bonificación de hasta el 25% en 2020 -«tomando como referencia las medidas que ya se están aplicando en otros ayuntamientos de España»- para los locales con usos comerciales, hosteleros, culturales y de ocio, y espectáculos artísticos.
Se trata de un «sector golpeado», en palabras de la portavoz del Partido Popular, Claudia Alonso, y que «va a seguir estándolo» debido a los efectos de la crisis del coronavirus. La modificación de la ordenanza del IBI contribuiría a paliar la situación, porque «el Ayuntamiento puede bonificar a estas empresas sin problema», especialmente cuando «muchos de estos locales tienen terrazas y les siguen cobrando la tasa sin que la señora Tolón haya hecho nada».
Alonso, quien expondrá en el Pleno de la próxima semana su intención de «ayudar a las empresas, comercios y autónomos» que se han visto obligados a invertir en medidas de seguridad y que ahora están sometidos a la reducción de aforos, manifestó que «son esos establecimientos quienes tienen que generar riqueza y empleo».
Desde el Ayuntamiento, sin embargo, continuó Alonso, «No han bonificado ni una sola tasa, impuesto o contribución especial en los meses de crisis que llevamos». La portavoz del Partido Popular acusó a la alcaldesa y a su equipo de «estar instalado en la foto, en la propaganda, sin que sus políticas sirvan para nada».
Desde el Partido Popular, continuó la concejal, se servirán de la fórmula de la moción en Pleno para conseguir que se adopte la rebaja del IBI «mientras desde el equipo de Gobierno se sigan sin tomar medidas económicas que ayuden a familias, autónomos y empresas a salir lo más rápidamente posible de la crisis».
Antes de iniciarse la situación debida al coronavirus, finalizó Claudia Alonso, Toledo era ya «la ciudad que más impuestos pagaba de toda España después de Madrid y Barcelona». Algo que se contradice, según la concejal, con el hecho de que «las administraciones tienen que pensar en cómo ayudar a los ciudadanos y hacer un esfuerzo, no dejar a las familias ni los comercios tirados». Lo contrario acabará suponiendo que, «sin ayudas, muchos se vean abocados al cierre».