Tagus podría haber encontrado la fuga de aguas fecales

J. Monroy
-

Así se lo ha comunicado al propietario del local de la cuesta de la Ciudad, donde las paredes están secas. También ha sacado el líquido a la espera de hacer lo propio el lunes con el fuel

Tagus podría haber encontrado la fuga de aguas fecales

¿Fin de la pesadilla? Así al menos lo espera Julián Baños, propietario del negocio Entorno Toledo, en el local de la cuesta de la Ciudad número 5. Porque los operarios de Tagus le han comunicado que, aunque con reservas, parece que han dado con el foco de las aguas fecales que le estaban llegando al local a través de la roca.
Tras la aparición del fuel procedente del Arzobispado en los pozos milenarios del local, llegó esta nueva fuga de aguas fecales, que han estado martirizando al propietario del inmueble, que espera que, de verdad, llegue una solución a todo su calvario. Habrá que esperar a la evolución con las lluvias, pero de momento, este viernes por la tarde por fin la pared se había secado.
La empresa concesionaria del agua llevaba toda la semana trabajando en el entorno de la calle Trinidad y puede haber encontrado la fuga en el subsuelo. En la tarde de ayer también procedió a sacar de nuevo las aguas fecales del local hacia una alcantarilla vecina.
Como viene siendo habitual, lo que ha hecho la empresa es achicar las aguas fecales, pero sin tocar el gasoil, que todavía sigue brotando de la poceta de origen islámico. Está previsto que Tagus vuelva al local el lunes por la mañana para proceder a retirarlo también, esta vez por medio de una cisterna especializada. La idea es dejar seco el pozo y ver si se sigue filtrando fuel de lo que queda en el tramo contaminado entre el edificio del Arzobispado y Entorno Toledo. De momento, apunta Baños, «cada vez que llueve, entra más gasoil.
El Consistorio no confirma. Ayuntamiento por su parte traslada que Tagus sigue trabajando para solventar toda esta problemática. Es cierto que puede haber encontrado lo que parece la fuente de las filtraciones de aguas fecales al local, pero con los antecedentes de esta actuación, la concesionaria del agua en Toledo no lo da por cerrada la actuación y va a seguir trabajando, atenta en principio a ver cómo evoluciona la situación con las lluvias de estos días.
Una vez termine todo el proceso, han confirmado fuentes municipales, los técnicos del Ayuntamiento valorarán si se repercute al Arzobispado todos los gastos que ha provocado con las diversas extracciones del fuel. Lo que no le corresponde al Ayuntamiento es un posible proceso sancionador por los daños causados, que es responsabilidad de la Junta de Comunidades.