La movilidad con Madrid determinó la expansión del virus

R.Ch.
-

Un estudio basado en patrones de movilidad a partir de datos de móviles fija la comunicación con la capital de España como factor de transmisión del COVID en las primeras semanas de marzo

La movilidad con Madrid determinó la expansión del virus - Foto: Pablo Lorente

La movilidad con la Comunidad de Madrid aparece señalada como uno de los principales factores que disparó en Castilla-La Mancha y, especialmente, en la provincia de Ciudad Real, las cifras de contagios y fallecimientos a causa del coronavirus. Una impresión que confirma el estudio elaborado por Kido Dynamics y el Instituto de Física Interdisciplinar y Sistemas Complejos  que explica que el 76% del pico de la mortalidad se justifica a partir de la movilidad entre cada provincia con Madrid, de donde llegaron de visita unas 24.000 personas a Ciudad Real apenas una semana antes de que el Consejo de Ministros aprobara, el 14 de marzo, declarar el estado de alarma en todo el territorio nacional para afrontar la situación de emergencia sanitaria provocada por el coronavirus COVID-19 en España.
Según el responsables del estudio, Alberto Hernando, «el número de viajes intercambiados con Madrid» desde provincias como Ciudad Real y Soria aparecen como «el factor más relevante en la expansión -del virus- durante las semanas anteriores a la cuarentena». «Soria o Ciudad Real intercambian menos viajeros con Madrid que Barcelona, pero representa en relativo a su población un impacto muchísimo mayor» explican desde Kyro Dinamics, donde sitúan, a través de los datos que elaboran con patrones de movilidad a partir de datos de telefonía móvil, a casi 30.000 ciudadrealeños en Madrid el 4 de marzo. Aquel entonces, la Comunidad Madrileña era ya el principal foco de contagios de España, con 70 de los 200 primeros positivos por COVID del país y se contabilizaban ya dos fallecidos. Ese mismo día, había unos 6.900 madrileños en Ciudad Real.
Unas jornadas más tarde, el 7 de marzo, con ya más del doble de positivos en España, 430 contagiados, 174 de ellos en Madrid, la presencia de ciudadrealeños en la comunidad madrileña ascendía a unos 22.500 mientras que los madrileños en Ciudad Real eran más de 24.000.
Teniendo en cuenta el periodo de incubación del virus, cifrado en torno a los 15 días, desde el 7 de marzo y al 21 de marzo, la provincia pasó de tener dos afectados por coronavirus a más de 500, con casi 200 personas ingresadas en los hospitales y la cifra de fallecidos llegó hasta los 40.
Eso fue apenas una semana antes de decretarse el estado de alarma, que cortó de raíz la circulación de personas en España, quedando limitada la movilidad a movimientos individuales y para actividades de primera necesidad, como era la compra de alimentos y de medicamentos o para acudir a centros sanitarios o entidades financieras.
«Lo importante es el ratio de visitantes intercambiados respecto a la población local, y en general el impacto de la población flotante respecto el total, esto es, ciudadanos que pueden estar registrados en otros lugares pero pasan una fracción importante del tiempo en la provincia cada día», explican los responsables de este estudio que inciden en la conexión con Madrid como nexo de transmisión de la enfermedad. Si las cifras oficiales del censo hablan de casi medio millón de habitantes en la provincia de Ciudad Real, «la realidad es que vemos durante un día cualquiera hasta 700.000 personas, un 40% más. Si los recursos y presupuestos se ajustan al dato de la población oficial (ya que es el dato disponible y sobre el que se recogen los impuestos) significa que los recursos están subestimados, lo que puede tener un impacto importante en situaciones de emergencia como ésta».
«El censo discrepa con la realidad de lo que ocurre en una localidad», algo que en la empresa responsable de este estudio indican que ocurre «especialmente en lugares donde se concentran segundas residencias o muy dependientes de la estación del año», como en verano, con poblaciones de la provincia de Ciudad Real, donde el número de vecinos real puede llegar a crecer en hasta un 37 por ciento en la provincia, con municipios como mo Fuencaliente, Luciana, Cabezarrubias del Puerto o Hinojosas de Calatrava que elevan su población por encima del 300% durante esas fechas vacacionales.