Unas 1.600 hectáreas quemadas en la Bastida y Montesión

J. Monroy
-

El incendio se dio por estabilizado a las 22:15 horas del sábado y esta mañana ha sido controlado. Los efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) que trabajaron en las labores de extinción fueron desactivados.

Hasta que el fuego que ha arrasado la Bastida, San Bernardo y Montesión no esté totalmente sofocado, no se podrá concretar con exactitud el terreno afectado, aunque fuentes de la Junta han dado ya como buena la cifra de 1.600 hectáreas.
Lo importante es que no ha habido víctimas y que los daños materiales se limitan al terreno. Ninguna vivienda se ha visto afectada más allá de terrazas, persianas y toldos. Al cierre de esta edición, todavía seguían trabajando en la extinción de las llamas más de cien personas y seis medios aéreos. En total, han participado en las labores de extinción 310 personas y 66 medios (15 de ellos aéreos). Entre ellos, destacó la presencia de la Unidad Militar de Emergencia (UME), que aportó más de un centenar de efectivos, hasta su retirada poco antes de las ocho de la noche de ayer sábado.
La UME llegó tras la petición de las autoridades regionales. El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, decidía activarla ante el Ministerio del Interior. A las diez y media de la noche del viernes ya estaban presentes dos vehículos de reconocimiento militares y media hora más tarde trabajaban un centenar de efectivos sobre el terreno, entre militares y logística, procedentes de las bases de Torrejón y Sevilla. Llegaron acompañados de seis autobombas y dos camiones nodrizas y pudieron alojarse en la Academia de Infantería. Así lo indicaba ayer el propio Tierraseca, en el Puesto de Mando Avanzado establecido para este incendio, al que acudía junto a la alcaldesa de la ciudad, Milagros Tolón. y el delegado de la Junta en Toledo, Javier Nicolás. Tierraseca también apuntó que han colaborado miembros del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, con dos aviones anfibios, llegados desde Albacete y desde Torrejón.
Unas 1.600 hectáreas quemadas en la Bastida y MontesiónUnas 1.600 hectáreas quemadas en la Bastida y Montesión - Foto: Yolanda RedondoLas llamas, confirmó el concejal de Seguridad Ciudadana, Juan José Pérez del Pino, comenzaron a las cinco menos diez de la tarde del viernes muy cerca del cerro de los Palos y, desde allí, avanzaron por dos vaguadas, una de ellas hacia la calle de la Jara (en la que hay más viviendas afectadas) y otra de ellas alrededor de la calle Perejil. De esa forma, el fuego llegó a bordear prácticamente la urbanización Montesión por su parte más baja, para avanzar hacia la carretera de La Puebla y Guadamur.
Los bomberos de la ciudad pararon a eso de las tres y media de la madrugada, cuando parecía que el incendio estaba controlado en las zonas que les habían asignado.
No tuvieron que volver hasta las seis, cuando se produjo algún aviso más. Aunque lo importante para la ciudad es que el fuego se alejó de Toledo hacia las tres o tres y media de la madrugada. El último espacio en el que se estuvo actuando fue en la calle Tomillo.
Por la mañana continuaron asegurando el perímetro y vigilando diversas zonas. También hubo algún aviso de que se reavivaban el fuego en diversas zonas, como un espacio cercano al Hogar 2000. Han trabajado toda la noche cinco dotaciones de bomberos, cuando solo había dos de guardia. El resto acudió de manera voluntaria.
Según indicó el delegado de la Junta, Javier Nicolás, el incendio habría quedado perimetrado ya el sábado por la mañana por la zona este, la más cercana a las viviendas, y el riesgo estaba más controlado. No obstante, explicó que las llamas saltaron el río a lo largo de la noche hacia Albarreal, pero sin llegar a este término municipal. También se mantuvo cortada, por precaución, la carretera de La Puebla.
Normalidad. Tras los peores momentos en la tarde noche del viernes, la normalidad va volviendo poco a poco a la ciudad. Así, los camiones de basura, por ejemplo, han podido volver este sábado a llevar los deshechos al ecoparque de la Diputación. No fue así el vienes por la noche, porque las llamas se acercaron tanto al vertedero, que a media tarde se optó por cerrar la instalación como medida preventiva. A las dos de la mañana, el fuego estaba a ochocientos metros de las instalaciones, aunque afortunadamente el viento dirigió las llamas a otro lado.
Con el ecoparque cerrado, el Ayuntamiento de Toledo habilitó un depósito provisional acotado para la basura, junto a la antigua depuradora de Los Lavaderos. No obstante, confirmó la concejal Noelia de la Cruz, el sábado ya se ha normalizado la situación, y está previsto que el lunes por la mañana se traslade toda la basura acumulada en la antigua depuradora.