El servicio de arqueología ha tramitado 1.760 expedientes

M.G
-
El servicio de arqueología ha tramitado 1.760 expedientes - Foto: La Tribuna. Empresa Regional del Suelo

Esta asistencia gratuita ha ido creciendo a lo largo de la legislatura. El año pasado se registraron 443 expedientes para obras menores en el Casco. El 65% no precisó control arqueológico. El 14% de los expedientes son de zanja única

«El servicio de arqueología ha contribuido a simplificar al máximo los procedimientos para que la arqueología deje de ser un problema  a la hora de conseguir una licencia menor». Así podría resumirse la actuación de este programa municipal de control que se ofrece de manera gratuita a la ciudadanía, con el objetivo de que no se añadan cargas adicionales a la intervención, y garantiza un mayor protección arqueológica, pero el concejal de Urbanismo, Teo García, fue más allá y ofreció ayer un  balance más detallado de una actividad «muy positiva».
Este servicio, que gestiona la empresa Global Arqueología, está formado por un equipo de profesionales integrado por los arqueólogos Antonio Gómez, Juan Ángel Ruiz y Tania Obregón. Según remarcó ayer el concejal de Urbanismo, ha logrado tramitar 1.761 expedientes durante esta legislatura, de los cuales 443 corresponden al año 2018, uno más que los tramitados  durante 2017.
Las cifras confirman también que en el 65% de los casos registrados el año pasado, es decir 287, no ha sido necesario realizar un control arqueológico. Si bien, un 12% de los expedientes sí precisaron de ese control de oficio.
Además, García apuntó también que un 7% de los expedientes tuvo que derivarse a instituciones, servicios especializados o comisiones técnicas y un 14% de los expedientes de 2018 corresponden a obras ligadas a la zanja única, unas actuaciones que lleva a cabo la empresa Antolín García Lozoya, que se alzó en junio con el contrato para efectuar la ejecución de obras en espacios públicos para suministros y accesibilidad durante dos años. La estadística refleja también que este tipo de actuaciones en la vía pública ha caído un 1,6% respecto a 2017.
Este servicio de arqueología dispone de un sistema de información geográfica bastante novedoso gracias a la aplicación de nuevas tecnologías. Mantiene ya un archivo de 11.519 fotografías y de 314 planos o dibujos digitales. Si bien, García destacó especialmente el plano o atlas del Casco Histórico en que aparecen ubicadas las zonas con restos arqueológicos.
El avance tecnológico «ha sido una constante» en este servicio ligado al Ayuntamiento como demuestra la realización de fotogrametría, fotografías aéreas con drones, distintas composiciones de 3D y otras herramientas que permiten agilizar la gestión de un servicio ligado fundamentalmente a las obras de rehabilitación o reforma de inmuebles en el Casco, cuyo ámbito de actuación es el Plan Especial del Casco Histórico (PECHT).
«Lo que pretendemos es que la planificación sea más adecuada y la toma de decisiones más específica», explicó tras comentar que el plano está sujeto al Sistema de Información Geográfica (SIG)que ha permitido que Toledo sea la segunda CiudadPatrimonio de la Humanidad, detrás de Córdoba, en disponer de este avance cartográfico que facilita ubicar «todos los hallazgos arqueológicos sin localizar en la vía pública» y realizar consultas más específicas que exigen más que la simple observación visual.
En este caso, el servicio municipal de arqueología, dispone de «135.667 archivos desde el año 2012 en 10.667 carpetas
Para esta compleja tarea, el servicio de arqueología está contando con el apoyo técnico del arquitecto Álvaro Ballesteros y del ingeniero Javier Castro, afincado en Londres.