Plata histórica para el toledano Arturo García

J. M. Loeches
-
Plata histórica para el toledano Arturo García

Junto a sus compañeros del equipo español, el capitalino logró el subcampeonato mundial de trail-o en tierras portuguesas

El toledano Arturo García ha conseguido una medalla histórica para la orientación española. Lo hizo en el Campeonato del Mundo de Trail-O en Indanha-a-Nova, en Portugal. Lo hizo en la modalidad de relevos junto a sus dos compañeros, los madrileños Héctor Lorenzo y Jorge Caraça-Valente.
Como reconoce el capitalino, «es la primera medalla a nivel mundial que consigue la Federación Española y por eso se ha celebrado mucho y ha trascendido más de la cuenta». Además, ha llegado en una modalidad diferente a la orientación estándar como es el trail-O, mucho más inclusivo porque elimina las barreras físicas y premia la precisión de saber dónde están situados los puntos del mapa.
En este sentido, García reconoce que hicieron una competición casi perfecta, sólo por detrás de los fineses Pinja Makinen, Sami Hyvonen y Antti Rusanen, que hicieron peor tiempo que los españoles pero no fueron penalizados. La tercera posición se la quedó el trío del Reino Unido compuesto por Charles Bromley, Tom Dobra y John Kewley.
prueba de relevos. En esta modalidad, cada integrante del equipo tiene que realizar la prueba después de que termine el anterior. El mejor tiempo del equipo español lo consiguió el toledano con 52 minutos y 21 segundos, dos minutos y medio más rápido que Héctor Lorenzo y casi 17 minutos por delante de Jorge Caraça-Valente. «Llevamos siete años practicando este deporte y fue duro por las altas temperaturas», reconoce. De hecho, a partir del sábado, acuden a la comarca de Pinares, en Soria, donde afrontarán varios días de pruebas. Se trata del VII Trofeo Internacional de Orientación ‘5 days 2019’, que contará con una participación de más de mil deportistas y conocido como la ‘fiesta de la orientación’. Se alargará hasta el próximo miércoles 10 de junio con pruebas de diferentes distancias.

Arturo García tiene la anécdota de ser el toledano que se quedó incomunicado por el terremoto de Nepal de abril de 2015 junto a su novia Rosa Martín. Más de cuatro años después reconoce que «en España había mucha desinformación y no fue tan grave como pareció, simplemente es que no podían comunicarse con nosotros porque estábamos a más de 3.000 metros de altura, pero fuera de peligro».