La comisión concluye que Serrano no influyó en el tema cloro

L.T.
-

La Comisión de Régimen Interior avala el contrato con la firma de un familiar del edil pero no se refiere en ningún momento al conflicto de intereses denunciado por el Grupo Socialista

La comisión concluye que Serrano no influyó en el tema cloro

Los técnicos del Servicio de Deportes han acreditado durante la Comisión de Régimen Interior que el concejal Santiago Serrano no tuvo ninguna influencia en la contratación del cloro, lejía y otros productos químicos para las piscinas municipales, la cual se viene realizando de la misma manera desde el año 2000. Así lo explica el Ayuntamiento en nota de prensa, donde aseguran que los técnicos también han certificado que el suministro de estos productos no ha supuesto en ningún caso un perjuicio económico para el Ayuntamiento, «sino todo lo contrario», ya que la adquisición de este producto se ha realizado «al céntimo» y siempre por un valor igual o inferior al precio de mercado.
Desde el Ayuntamiento, no se hace ninguna referencia a la incompatibilidad y conflicto de intereses que ha denunicado el Grupo Municipal Socialista al ser la madre de Serrano una de las socias de la empresa suministradora de éste y de otros productos, y la principal justificación para la petición de esta Comisión de Régimen Interior.
Los responsables de Deportes han asegurado, siempre según la información remitida desde el Consistorio, que el procedimiento de adjudicación se ha realizado de la misma manera que se venía haciendo con anterioridad a que Serrano formara parte de la Corporación municipal y que los controles, que siempre se han hecho de forma exhaustiva, no han variado con relación a los mismos mecanismos utilizados antes de que el viceportavoz fuera concejal.
De igual manera, dicen que «ha quedado patente» que estos productos eran necesarios para el buen funcionamiento de las piscinas y que no existía ninguna contrata ni servicio municipal que pudieran suministrarlos.  
Los técnicos también han incidido en que las diferentes empresas suministradoras de hipoclorito han sido seleccionadas por su solvencia técnica y menor coste; así como que siempre se ha vigilado cualquier variación del precio y solicitado presupuesto a diferentes empresas optando siempre por el más barato.
Durante las comparecencias, los trabajadores municipales han explicado que siempre se ha verificado la recepción y el consumo de los productos y que «no se ha desperdiciado ni un sólo litro de cloro», explican.  
Finalmente, a la pregunta de si alguna empresa se vio favorecida en la contratación han respondido que el único beneficiario ha sido el Ayuntamiento al buscar siempre la mayor calidad y el menor precio posible.