Exigen medidas a los consistorios con zonas de baño

E.P.
-

La Junta reclama a estos ayuntamientos actuaciones que minimicen el riesgo de contagio en estas áreas de esparcimiento acuático.

Imagen de archivo de una zona de baño del río Alberche a su paso por la localidad toledana de Escalona. - Foto: Tol2

El Gobierno de Castilla-La Mancha, por medio de su Dirección General de Salud Pública, ha resuelto que los consistorios de la región con zonas de baño han de detallar qué medidas van a implantar para velar por el cumplimiento con las condiciones decretadas por el Ministerio de Sanidad en el Plan para la transición hacia una nueva normalidad frente a la pandemia de COVID-19, principalmente respecto del aforo y del distanciamiento social en dichas zonas.
Así consta en la instrucción dictada con fecha del 25 de mayo por el departamento que dirige Juan José Camacho, en base sendas órdenes dictadas por el Ministerio de Sanidad el pasado mes mayo, en las que establece una serie de medidas que condiciona el tránsito y permanencia en las playas, con limitaciones de acceso y el aforo.
Esta Dirección General ha determinado que además de tomar muestras específicas para conocer la calidad del agua, se acometerán también para detectar la presencia SARS-Cov-2, pero con la misma frecuencia con que se hace con las microcistinas, ya que no es necesario tomar muestra específica aparte.
En caso de que se detecte COVID-19, la Autoridad Sanitaria prohibirá el baño, requiriendo al Ayuntamiento que proceda de manera inmediata al cierre de la zona de baño y que proceda a informar a la población mediante, al menos, cartelería en las inmediaciones de la zona de baño, y también otros medios.
Así las cosas, la Dirección General de Salud Pública ha determinado que cada Delegación Provincial se dirigirá a los ayuntamientos donde se ubique cada zona de baño, indicándoles que, para la reapertura anual de temporada de la zona de baño, es necesario que remitan un documento que se describa el aforo normal de la zona de baño y el aforo previsto, en esta temporada ante la nueva situación.
En el caso que la zona esté bajo la gestión de otra entidad, ésta asumirá las obligaciones del Ayuntamiento, a excepción de las actuaciones ante incumplimientos, que seguirán siendo de competencia municipal. De igual modo, el Ejecutivo autonómico reclama a los consistorios con zonas de baño que detallen qué medidas van a implantar para velar por el cumplimiento con las condiciones previstas, con la firma de una ‘declaración responsable’.