Modo dEmo ON

F. Rodríguez
-

La Colección Roberto Polo alberga hasta el 8 de enero una muestra del reconocido artista pop Eladio de Mora-Granados con sus coloristas y enormes juguetes. Una particular zona de juego para la memoria colectiva

La magia de la Navidad se ha adelantado en la Colección Roberto Polo (CORPO). Los juguetes inundan el claustro del antiguo convento de Santa Fe, reservando al visitante una divertida sorpresa.

Bailarinas, buzos, calaveras con nariz de payaso, enormes orugas, patitos de goma y gigantescos ositos de gominola salen al encuentro nada más poner un pie en este centro de arte moderno y contemporáneo de Castilla-La Mancha. Un recibiendo basado en la infancia que entronca directamente con la Colección Roberto Polo, dedicada a las vanguardias históricas.

Y es que, como recordó ayer en la presentación de la nueva muestra el propio Polo, esta particular caja de juguetes nos lleva directamente al concepto del ‘paraíso perdido’, la infancia, en donde el proceso de creación artística puede encontrarse en su grado más puro.

Modo dEmo ONModo dEmo ON - Foto: Yolanda Lancha

Las vanguardias de la primera mitad del siglo XX estuvieron siempre muy conectadas con el lado infantil y es por eso que el director artístico del museo, Rafael Sierra, no dudó en recordar las famosas palabras de Pablo Picasso: «Aprender a pintar como los pintores del Renacimiento tardé unos años; pintar como los niños me llevó toda la vida».

Así, con la infancia como una constante, abre sus puertas en Toledo hasta el próximo 8 de enero la muestra de uno de sus mejores artistas locales, un hombre que hace bueno el malogrado dicho de no ser profeta en su tierra.

Eladio de Mora-Granados, natural de la localidad de Mora (1960), conocido bajo el nombre artístico de dEmo, artista urbano, pintor y escultor encuadrado principalmente dentro del movimiento pop art, realiza al fin su primera muestra en su tierra tras décadas recibiendo la aclamación de la crítica internacional.

Modo dEmo ONModo dEmo ON - Foto: Yolanda Lancha

New York, Miami, París, Londres... todos los grandes centros del arte mundial han celebrado sus obras, así como Madrid, capital prácticamente customizada por él con trabajos en Ifema, ARCO o la embajada de Francia, pero nunca había tenido la oportunidad de exponer en su tierra. Hasta ahora.

De la mano de la Colección Roberto Polo, y gracias al patrocinio de la casa de subastas Setdart, una serie de lúdicas esculturas del artista toledano pondrá color y fantasía a la Navidad.

«Me llamó Rafael Sierra, al que conozco desde hace mucho tiempo, y no pude decir que no. Es monumental el trabajo que han hecho aquí. Estas vanguardias faltaban en Toledo y tienen un nivel para estar en cualquier museo del mundo», destacó dEmo ante los medios de comunicación, reivindicando su sangre moracha: «Llevo navaja», bromeó.

Modo dEmo ONModo dEmo ON - Foto: Yolanda Lancha

Sus coloristas esculturas, unas 40, han sido dispuestas formando grupos o escenas de algo que está a punto de suceder. Los de dEmo son personajes salidos de un cuento imaginario, con los que el artista pop quiere provocar la sonrisa del público, invitándole a hacer un alto en su prisa y pensar.

Para ello rescata ‘tribus’ de juguetes que pueblan nuestra memoria colectiva, convirtiéndolos en protagonistas de un cuento personal: el que se cuenta a los más pequeños y el que reviven los adultos. Indelebles en nuestra memoria, se trata de relatos que han pasado a la historia de la literatura universal, como ‘El soldadito de plomo’, de Hans Christian Andersen, los submundos de Alicia en el país de las maravillas, de Lewis Carroll, o el nada inocente ‘Cuento de Navidad’ de Charles Dickens.

dEmo logra en Toledo una vez más convertir en auténticos iconos elementos cotidianos, utensilios comunes y juguetes rescatados de nuestra memoria colectiva. Esta iconización de lo doméstico es una de las principales señas de identidad del trabajo de este artista.

Modo dEmo ONModo dEmo ON - Foto: Yolanda Lancha

Osos, patos, buzos, flores, rinocerontes, vacas, cerdos, gatos, robots, de brillantes colores planos que pueden llegar a alcanzar enormes dimensiones y con frecuencia repeticiones de un mismo elemento, pueblan el mundo visual de dEmo, que trata de seducir al público con humor, lograr una mayor concienciación ecológica, sin perder de vista que la escultura no es un objeto, sino un interrogante y un motor del pensamiento.

Donación de una pieza. Las puertas de la exposición, y con ella las de todo el museo, estarán abiertas hasta el próximo 8 de enero de forma gratuita, tal y como se adelantó en la presentación de ayer, a la que no faltó la consejera de Educación, Cultura y Deportes de Castilla-La Mancha, Rosa Ana Rodríguez Pérez, que no dudó en alabar su valor artístico.

Por último, esa enorme caja de juguetes que es desde ayer el patio de CORPO no se quedará únicamente en su primera instalación navideña, sino que, como Roberto Polo dio ayer a conocer, dEmo llevará a cabo la donación de una de sus obras a la Junta de Comunidades para que pueda ser expuesta en la Colección Roberto Polo. Aún tienen que reunirse ambos para determinar qué pieza o piezas se quedarán de forma permanente en la magnífica colección.

Modo dEmo ONModo dEmo ON - Foto: Yolanda Lancha