«En Zocodover nos dejamos ver»

S.L.H
-

Acaba de arrancar la duodécima manifestación LGTBI 'Toledo entiende', que persigue leyes en favor de una igualdad real para el colectivo.

Parte de la Corporación municipal participa en la manifestación que está encabezada por un grupo de batucada. «Estamos aquí para defender los derechos humanos», «amar no es delito» o «ni un paso atrás» son algunos de los gritos de las decenas de participantes en la marcha. Una edición acompañada por la memorio del bar Stonewall, donde se inició hace 50 años movimiento.

En la plaza consistorial se leyó un manifiesto en que el colectivo recuerda la lucha nacida hace 50 años y cómo aún «nos vemos obligados a seguir gritando que ser trans» o gay o lesbiana «no es una enfermedad y que no requerimos tratamiento psicológico o psiquiátrico». 
Los convocantes de este movimiento -entre ellos ‘Toledo entiende’, Bolo-bolo o StonewallToledo- tuvieron palabras para aquellos que quieren relegarles a la Casa de Campo de Madrid o a otros lugares apartados de las ciudades y pueblos, rememorando así «un pasado lleno de discriminación, odio y violencia, un pasado oscurso al que la extrema derecha y sus aliados quieren devolvernos». Pero «no vamos a ceder -recoge el manifiesto- que sepan que no cabemos en la Casa de Campo ni en ningún otro sitio donde nos quieran aislar. No vamos a dar ni un paso atrás», señalaron arrancando los aplausos y gritos de los participantes en la marcha.
La entrada en el mercado laboral fue otra de las reivindicación este 2019. Y es que ser, por ejemplo, mujer trans, un colectivo que sufre un 80% de paro en la actualidad, «nos empuja a la prostitución y no deja en una situación precaria y de supervivencia», denunciaron.
Por último exigieron a los gobiernos que cumplan y desarrollen tanto las leyes LGTBI y Trans nacionales y regionales porque «no son un capricho, son una necesidad».

Parte de la Corporación municipal encabezó la marcha.
Parte de la Corporación municipal encabezó la marcha.