Aparejadores abre su belén a Cáritas

C.M.
-
La obra ‘Momentos de la Natividad’, de Mario García Escobar, ya puede visitarse en la sede del Colegio. - Foto: Yolanda Lancha

El colegio profesional exhibe un 'diorama' de tipo hebreo formado por construcciones y figuras a gran escala nacido con la intención de visualizar el interior de las viviendas

La sala de exposiciones de la sede del Colegio Oficial de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación de Toledo (Coaati) -calle Venancio González, 1- acoge un belén  «un tanto peculiar» gestado por el colegiado Mario García Escobar en torno a una calle dotada de la vida  de esa época. Porque, contraria a la concepción habitual, el autor trata de «visualizar en su primera línea los interiores de las construcciones» -seccionadas- posibilitando que el observador pueda ‘entrar’ a los espacios a través de ventanas, balcones o callejones.
De ahí a la contemplación de «la escena exterior» articulada en la confluencia de una calle a una pequeña plaza. Todo ello realizado, hace constar García, desde la autenticidad de «construcciones únicas tanto en el diseño como en sus materiales» (poliestireno extruido, morteros y enlucidos reales, arenas…). Sobre las figuras, acredita el creador que la práctica totalidad han sido «enteramente moldeadas o han experimentado algún tipo de transformación».
El horario de visitas será de 11,00 a 14,00 y de 17,00 a 20,00 horas hasta el próximo 5 de enero, incluidos sábados y domingo, y los más pequeños podrán participar en un divertido concurso en el que deberán implicarse al máximo porque consiste en indicar los animales  presentes en el belén. Los participantes -de 0 a 12 años- entrarán en el sorteo de un premio.
Y puesto que el objetivo de este trabajo «es que el espectador sea coprotagonista de su propio momento de la Navidad», el Coaati ha querido hacer lo propio aprovechando esta instalación para colaborar con Cáritas en su Programa de Emergencia ‘Virgen de Coromoto’ en apoyo a las familias venezolanas que han tenido que emigrar de su país.
Por ello serán miembros de estas familias, junto a Cáritas quienes se ocupen de atender a los visitantes que, si lo desean, podrán colaborar con esta iniciativa adquiriendo distintos productos y regalos. No en vano, cualquier fondo que se recaude irá a parar a sufragar los distintos ámbitos del proyecto de ayuda.
El párroco José María Cabrero, que fue el encargado de bendecir el belén,  agradeció la implicación del Colegio en una propuesta destinada a paliar «el sufrimiento» de los miles de venezolanos que «han tenido que abandonar toda su vida» y que, al llegar a España «los citan para dentro de dos años a pesar de que son personas que solicitan la protección internacional». Y ya que «el número de las personas que están llegando a nuestro país es enorme y constante», reiteró «la sensibilidad» del Colegio «vinculando el nacimiento» con la ayuda a esta necesidad explícita.