«Si no remamos todos juntos, será todavía más difícil»

Raquel Jiménez
-
El presidente y directivos del CF Talavera durante la rueda de prensa ofrecida hace unos momentos. - Foto: Ferrero

El presidente del CF Talavera pide unidad para lograr la permanencia y critica al grupo de aficionados que arremete contra el técnico quien «tiene el total apoyo de la directiva»

El presidente del CF Talavera, José Antonio Dorado, ha comparecido hoy en rueda de prensa en el Municipal El Prado acompañado por sus directivos después del tenso ambiente vivido en los dos últimos encuentros en casa, saldados con una derrota y una victoria respectivamente, y en los que un sector de la afición arremetió contra el entrenador, Fran Alcoy, al que exigió reiteradamente su dimisión.Y para que no quede ninguna duda: «El técnico no ha estado cuestionado en ningún momento y tiene el total apoyo de la junta directiva».
El máximo mandatario quiso dejar claro que «el socio y el aficionado tienen todo derecho del mundo a pronunciarse sobre lo que consideren». Pero, ahora bien, en la directiva, «entendemos que lo ocurrido el domingo contra el Sevilla Atlético no beneficia en nada al club», cuyos intereses defiende porque «si no remamos todos juntos, será todavía más difícil» la consecución de la permanencia.
En su relato ya concreto de lo acontecido en la última jornada, señaló que «hay un grupo de aficionados, que es mínimo y la mayoría no son socios, que cuando Molinero marca el 1-0, se lía a cantar ‘Fran Alcoy, dimisión’». Pero ahí no quedó todo porque al término del choque «esos chicos se van a la boca del túnel de vestuarios a pedir la dimisión y a insultar, que es aún más grave, en vez de celebrar el triunfo y los tres puntos que, por cierto, eran importantísimos». Con lo que por medio de esta comparecencia, desde el CF Talavera intentan que «la gente se conciencie de que así no vamos a ningún sitio».
Deslizó que este sector de la afición puede estar formado por «gente que, posiblemente, no tenga mucho cariño al club porque si supiera el daño que le puede hacer al equipo, esto no lo haría». Y si un encuentro no les gusta, «que protesten o, si no, que me pidan la dimisión a mí, que se metan conmigo».
Pero no es una situación nueva para el preparador y el caso más llamativo fue cuando el equipo militó en Tercera, tras el descenso de Segunda B, y como líder destacado, aficionados exigían su marcha: «Hay cosas que no son normales, pero es un sector, que son siempre los mismos; a lo mejor es algo personal con él, aunque creo que no le conocen».
Otro aspecto que quiso destacar es que toda esta tensión se traslada al terreno de juego, mencionando las declaraciones a este diario de uno de los capitanes, el defensa Sergio San José. El presidente, en este sentido, incidió que «todo esto les llega a los futbolistas y no juegan de la misma manera por el estrés y la presión que les genera, con lo que no dan el cien por cien».
No dudó en reconocer que tras la derrota ante el Malagueño, «nos fuimos mosqueados porque no nos gustó el partido o el día del Don Benito». Para después justificar que «es que somos el Talavera», que «ha dado la cara en Cartagena, el otro día en Melilla..., contra equipos de unos presupuestos altísimos»; por tanto, el cuadro blanquiazul «está compitiendo bien y, lógicamente, hay partidos malos como los tiene el Madrid o el Barcelona».
Dorado se remontó, al comienzo de su intervención, a la inclusión del CF Talavera en el Grupo IV que «es muy complicado con equipos importantes con presupuestos altísimos». Desde el primer momento el único objetivo de la entidad «es mantener la categoría y seguimos pensando lo mismo», con lo que los 30 puntos actuales, a estas alturas de campaña liguera, «es la situación normal en la que tiene que estar el club».
Pero las expectativas se dispararon en la octava jornadas cuando «estábamos terceros, con 16 puntos, a tres del líder y había gente que creía que el Talavera iba a jugar promoción de ascenso». Recordó algunas declaraciones suyas de esas fechas, aunque se refirió a ellas en primera persona del plural, en las que «expusimos a todo el mundo que había que tener los pies en el suelo porque esto era muy largo y al final el Talavera estará donde tenga que estar». Y recalcó que para alcanzar la salvación, «nos tocará sufrir».

De otra parte, Dorado, cumple al final de temporada mandato, aunque no se ha planteado aún optar o no a la reelección: «Queda mucho y mi objetivo, junto con mis compañeros de junta directiva, es que el equipo se mantenga en Segunda B». Y también centrado en los aspectos económicos, de los que recalcó que «el club está ahora mismo al día en todos los sentidos». Por tanto, «cuando se acerque el final del mandato, habrá tiempo de pensar si continuamos o no».
Por otro lado, anunció que el miércoles se recogerán en Anoeta los 1.300 asientos donados por la Real Sociedad al CF Talavera para su instalación en El Prado, que estará finalizada para el choque  del 10 de marzo ante el Real Murcia