La procesión del Corpus será en el interior de la catedral

LT
-

El Cabildo confirmó ayer la medida tras un escrito del arzobispo que dejaba la puerta abierta a procesionar por las calles siempre que se contara con el visto bueno de Sanidad y Consistorio

La procesión del Corpus será en el interior de la catedral - Foto: ï»David Pérez

redacción / toledo
A las once de la mañana del próximo jueves, 11 de junio, dará comienzo la santa misa del Corpus Christi, según el rito hispano-mozárabe, en la catedral primada, que será presidida por el arzobispo, Francisco Cerro Chaves, y en la que podrán concelebrar los miembros del cabildo y una representación del clero de la ciudad de Toledo.
Este año, debido a la situación excepcional producida por la pandemia de coronavirus, y conforme a las normas derivadas del estado de alarma sanitaria, el aforo del templo será limitado y solo se podrá acceder a él mediante invitación. Así, a la santa misa solo podrán asistir algunas autoridades y una pequeña representación de cada uno de los capítulos y de las cofradías que habitualmente participan en la solemne procesión que sigue a la eucaristía, así como del clero de la ciudad y cinco representantes de cada una de las parroquias del arciprestazgo de Toledo.
Finalizada la santa misa, el Santísimo Sacramento será llevado en procesión, en la custodia de Arfe, por el interior de las naves del templo primado. En la procesión solo participarán los miembros del cabildo primado y todos los demás asistentes deberán permanecer en sus lugares, previamente establecidos.
Por razones de seguridad y para que se puedan respetar las distancias entre todos los asistentes, la santa misa se celebrará en el altar que se instalará en un estrado situado delante de la Puerta de los Leones, bajo el órgano del Emperador, como se suele hacer para las ordenaciones sacerdotales y para la celebración de la fiesta de la Virgen del Sagrario. La carroza con la custodia de Arfe ocupará el lugar que habitualmente ocupa la carroza con la imagen de la Virgen del Sagrario el día de su festividad.
Finalizada la santa misa, la procesión con el Santísimo Sacramento en la custodia discurrirá por la girola del templo y por la nave norte, hasta llegar a la Puerta de Reyes.
En ese momento, en el atrio exterior, el arzobispo pronunciará la habitual alocución y, seguidamente, impartirá con el Santísimo la bendición a la ciudad. A este acto podrán asistir algunos fieles, que deberán ocupar los espacios señalados por las autoridades municipales en la plaza del Ayuntamiento, hasta completar el aforo.
Al finalizar este acto, la procesión se reanudará por la nave sur del templo primado hasta llegar de nuevo al estrado donde se realizarán los ritos litúrgicos finales.
Santa Misa y procesión el domingo Como todos los años, el Santísimo quedará expuesto en la custodia durante el viernes y el sábado, al finalizar la santa misa de coro y hasta la oración de vísperas.
El domingo, 14 de junio, solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo, el arzobispo presidirá la santa misa en la catedral, a las doce del mediodía. Seguidamente quedará expuesto el Santísimo Sacramento en la custodia, hasta las siete de la tarde. A esa hora comenzará la oración de vísperas, a la que seguirá la procesión eucarística por el interior del templo.