Cáritas envía 7.000 kilos de material de ayuda a Siria

Jaime Galán
-
Foto de los voluntarios que ayudaron a cargar este nuevo envío de ayuda. - Foto: La Tribuna

La organización toledana manda un nuevo contenedor de ayuda humanitaria en su programa de 'Cristianos perseguidos'. Es su tercer contenedor desde enero de 2017

Cáritas Diocesanas de Toledo continúa ejerciendo su ayuda humanitaria a países necesitados con el programa ‘Cristianos perseguidos’. En esta ocasión, la organización sin fines de lucro envió el día 5 de julio un contenedor de más de 7.000 kilogramos de pesaje con todo tipo de material en su interior, ya fueran “zapatos, ropa, medicinas, material escolar, juguetes, pañales, etc...”. Esta acción solidaria no es la primera vez que se realiza desde Cáritas Diocesanas de Toledo, pues el contenedor enviado el pasado viernes es el tercero en exportarse, siendo en enero de 2017 la primera vez, y en febrero de este mismo año la segunda fecha. Desde la organización toledana agradecen la colaboración de diversas entidades o empresas voluntarias que han hecho posible este envío, como son los casos de ‘Delaviuda’, la fundación ‘A Compartir’, la empresa ‘Luisetti’, la ‘Asociación de Fabricantes de Calzado de Fuensalida’, la ‘Asociación de Farmacéuticos sin Fronteras’, los voluntarios de la parroquia de San Julián de Toledo y otras ayudas de donantes anónimos.
Al margen de estas entidades que han ayudado en todo lo posible, igualmente Cáritas destaca la colaboración del fondo de ayuda ‘Legado Benicio Heredero’, por hacerse cargo de la financiación y por «contemplar ayudas a los Cristianos perseguidos de Siria». Para la elaboración de este programa, Cáritas cuenta con un testigo de primera mano, pues uno de sus trabajadores es Fadi Janawi, de origen sirio, y cuya familia se encuentra actualmente en el país oriental.  Janawi se muestra optimista con que se cumpla el objetivo del programa y sueña con que el contenedor llegue en perfectas condiciones a Siria. «Ojalá que el próximo mes llegue todo a su destino, a través de Madre Agnès de la Croix que recepcionará toda la ayuda enviada desde Toledo, garantizando que se beneficien los ciudadanos de varias ciudades de Siria, especialmente Alepo», comentó el trabajador de Cáritas.
Gracias a la iniciativa de Cáritas Diocesanas de Toledo muchas personas sirias obtendrán beneficio de este tercer contenedor después de una guerra de ocho años de duración. La situación actual del país sirio refleja el posible final de su guerra civil en la que gran cantidad de hogares han quedado destruidos y cientos de personas mueren diariamente. Según algunas noticias de última hora se están recuperando los servicios básicos en las ciudades, las cuales tendrán que volver a iniciar su reconstrucción después de un conflicto que ha durado ocho años y aun no se ha cerrado definitivamente.