La década prodigiosa de 'Candela&son'

J. Moreno
-

Los 18 componentes de esta formación toledana que cumple 10 años hicieron disfrutar a un millar de espectadores en la plaza del Ayuntamiento, con canciones como 'La flor de la canela' o el chachachá 'Capullo de alhelí'

La década prodigiosa de ‘Candela&son’ - Foto: Yolanda Redondo

La formación musical toledana ‘Candela&son’ vio cómo el tiempo aguaba el concierto del anterior Corpus Christi, pero tuvo la oportunidad de resarcirse el domingo con el cierre de las actuaciones por esta festividad. Los 18 componentes bromearon por la interrupción de 2018, que ha posibilitado «el concierto más largo». Y seguían con la guasa porque la ausencia de la alcaldesa, Milagros Tolón, hacía meritoria su presencia en 2020.
El grupo, que incorporaba este año nuevas canciones y componentes y cuya primera actuación en público fue precisamente hace 10 años en un Corpus Christi, desgranó casi una veintena de canciones en un concierto en el que estuvieron arropados por alrededor de un millar de espectadores que abarrotaron las sillas y los lugares aledaños. ‘Candombé para el negro José’ fue la composición que eligieron para abrir el recital, seguida por la clásica ‘La flor de la canela’, popularizada por María Dolores Pradera. A continuación, eligieron un bolero, que suponía un homenaje para Italo Pizzolante, el venezolano considerado inventor de este tipo de canciones.
Los miembros de ‘Candela&son’, una formación que comenzó con la unión de siete aficionados a la música de Toledo, anteceden cada una de las interpretaciones con una explicación sobre el origen de los temas de su repertorio. «En los conciertos siempre nos gusta un poco de orden, aunque no lo parezca», proseguían en ese tono guasón con el que dan soltura a sus recitales. El chachachá ‘Capullo de alhelí’ animó a los espectadores antes de pasar a un tema de Compay Segundo, ‘Amor de loca juventud’.
«El siguiente tema hay que escucharlo en blanco y negro», apelaban al público en medio de un concierto que se extendió durante más de una hora y cuarto en la plaza del Ayuntamiento de Toledo. Se referían a una versión del grupo canario ‘Los gofiones’. «El ritmo y la letra tienen un halo enamoradizo», aseguraron sobre ‘Al son de la marimba’.
El carácter variado del repertorio de ‘Candela&son’ hace posible que la canción siguiente fuera ‘Al calor del amor en un bar’, de Gabinete Caligari, y la posterior, la infantil ‘Ratón que te pilla el gato’. El recital continuó con la canción ‘Vuela una canción’ y ‘El talismán’, de Rosana.
«Como desde nuestros comienzos, nuestro fin era el de progresar en nuestros conocimientos musicales y ahora también el de realizar actuaciones en las que disfrutar tanto nosotros como nuestros espectadores, de manera que se hiciera posible la existencia en nuestra ciudad de Toledo de un referente musical basado en la interpretación del repertorio español e hispanoamericano», afirman los componentes en su perfil de Facebook.
El concierto terminó con una declaración de intenciones: ‘Olvida tus penas’, de La Trova.


Las más vistas