«Burgos y Toledo han de ser dos provincias avanzando juntas»

A.D.M.
-

La Diputación albergó la segunda sesión del hermanamiento entre las academias de Burgos y Toledo. Jesús Carrobles, correspondiente de la Real burgalesa. José Matesanz pronunció una conferencia sobre el Renacimiento toledano y los artistas de Burgos

«Burgos y Toledo han de ser dos provincias avanzando juntas» - Foto: Yolanda Redondo

«Nuestros territorios han sido complementarios desde la antigüedad. Por ese motivo, ahora, nuestras provincias deben seguir avanzando juntas». Estas palabras del arqueólogo Jesús Carrobles Santos, director de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo, fueron pronunciadas en la Diputación Provincial con motivo del hermanamiento entre esta institución y la Real Academia Burgense de Historia y Bellas Artes-Instituto Fernán González. 
Ambas remataron ayer en Toledo una relación iniciada en Burgos el pasado 26 de abril, la cual incluyó la imposición de la medalla de académico correspondiente de la Real burgalesa a Jesús Carrobles. José Manuel López Gómez obsequió a los académicos toledanos una edición facsímil del poema de Fernán González, mientras que estos correspondieron con una acuarela y plumilla de Dalila del Valle representando la unidad entre las dos ciudades a través de sus catedrales y de los escudos de sus academias.
Jesús Carrobles explicó que las relaciones entre ambas instituciones se afianzaron en octubre de 2018, durante el establecimiento de diferentes acuerdos y convenios encaminados a preparar el centenario de la Catedral burgalesa. Posteriormente, el director de la Real Academia Burgense de Historia y Bellas Artes-Instituto Fernán González propuso consolidar sus nexos mediante una doble sesión celebrada en las dos ciudades castellanas.
Si en Burgos fue el historiador del arte y periodista Adolfo de Mingo quien pronunció la conferencia «Confluencias cinematográficas entre Toledo y Burgos a través de la película El Lazarillo de Tormes (César Fernández Ardavín, 1959)», en Toledo tocó al también historiador del arte José Matesanz del Barrio.
Su tema fueron los «Artistas de la Caput Castellae en el Renacimiento toledano». Matesanz comenzó su disertación remontándose al siglo XI, con figuras como Alfonso VI, el Cid o san Lesmes, además de la toledana santa Casilda, a quien la tradición recuerda retirada en la Bureba burgalesa. Destacó también, a finales del siglo XV, al arquitecto Simón de Colonia (quien trabajó en San Juan de los Reyes), al burgalés Diego de Sagredo (autor del importante tratado de arquitectura Medidas del Romano) y al escultor Felipe Vigarny. Más adelante señaló el origen burgalés de Nicolás de Vergara el Mozo, gran arquitecto en el Toledo del siglo XVI, supuesto autor de un plano del presbiterio de la Catedral de Toledo de 1582 conservado en el Archivo Capitular de Burgos.
La sesión académica, a la que se sumará una visita a la Catedral prevista para hoy por la mañana,  estuvo presidida por el vicealcalde de Toledo en funciones, José Pablo Sabrido.