La Cofradía de Investigadores suma 14 nuevos miembros

Á. de la Paz
-

Los cofrades recién incorporados, nueve mujeres y cinco hombres, recogen el veste y la insignia en la tradicional ceremonia celebrada en San Juan de los Reyes. La Iglesia defiende el diálogo entre razón y fe

La Cofradía de Investigadores suma 14 nuevos miembros - Foto: Ví­ctor Ballesteros

El monasterio de San Juan de los Reyes albergó la ceremonia de investidura de los 14 nuevos miembros de la Cofradía Internacional de Investigadores. Francisco César García Magán, vicario general de la Archidiócesis de Toledo, presidió la celebración eucarística solemne, un acto que contó con la presencia de la alcaldesa, Milagros Tolón, varios concejales del Ayuntamiento, representantes militares, académicos y de diferentes organizaciones de la sociedad civil toledana. Los nuevos doctores que se han incorporado a la Cofradía comprenden nueve mujeres y cinco varones en diferentes ramas de la investigación.
Los nuevos cofrades son Laura García, Marta Fernández, Juan Gómez, Carlos Arroyo, Benito Yáñez, Blanca Espina, María Dolores Ludeña, Miguel Ángel Merchán, Beatriz Cano, Alicia Valmaña, María Elisa Martínez, Paloma Castro y Ana Rubio. Durante la ceremonia, cada uno de ellos fue investido como partícipe de la Cofradía mediante la imposición del veste y la insignia característicos de la institución. El prioste primero, Juan Carlos Ballesteros, les invitó «a recordar el amor de Dios» en su labor profesional científica.
El arzobispo primado, Braulio Rodríguez, no presidió esta víspera tradicional de la festividad del Corpus Christi y delegó su asistencia en la figura del vicario general. García Magán transmitió la bendición del prelado y su interés por una celebración ya arraigada en la ciudad. Durante la homilía, el representante diocesano señaló al «diálogo entre fe y razón» como punto de unión entre Iglesia y Universidad y exhortó a los cofrades a un desempeño basado en «la fe desde la libertad de cada uno».
La Cofradía de Investigadores suma 14 nuevos miembrosLa Cofradía de Investigadores suma 14 nuevos miembros - Foto: Víctor BallesterosGarcía Magán definió la investidura como «un acto fundamental y trascendental para la Cofradía» y aplaudió la importancia de esta entidad desde sus orígenes. «Nació con una intención y un carisma especial por un grupo de laicos acogidos por don Marcelo». El vicario general apeló a todos los miembros de la institución investigadora toledana a «permanecer, en lo esencial y en lo específico, apegados a esa carisma fundacional» y les felicitó por la labor realizada a lo largo del tiempo como ejemplo de fructífera «apertura del diálogo ecuménico e interreligioso».
Las palabras del celebrante remarcaron la importancia de la ciencia dentro de la Iglesia, una proximidad que pidió extender. «No puede haber compartimentos estancos; una cosa no excluye la otra». García Magán se refirió a las diferentes ramas de la investigación que los doctores de la Cofradía abarcan como una «variedad de saberes que es muestra de fecundo diálogo entre fe y verdad, fe y razón y fe y ciencia».
Durante la ceremonia religiosa se aludió a la importancia de reavivar el contacto entre la fe y la clarividencia que emana de la investigación. Aquel diálogo «que potenció el papa sabio Benedicto XVI» tiene en la «racionalización de la fe», una constante en el magisterio del papa de origen alemán, esa misma finalidad. García Magán se refirió a estos dos aspectos desde la unidad de ambos frente a la contradicción que puedan sugerir desde ciertos prismas contempóraneos.
Los objetos de estudio de los docentes y académicos de la Cofradía «no son especialidades ajenas a la razón de ser de la Iglesia». Monseñor García Magán apeló a la proyección efectiva de «la pluralidad de dimensiones de la persona a la pluralidad de saberes».
En el acto se citó a la Universidad como forjadora de Europa e institución surgida del corazón de la Iglesia.