La mitad de la plantilla de la AGE trabaja presencialmente

F. J. R. - LT
-

La Administración General del Estado comienza la desescalada y en Toledo ya hay 747 trabajadores presenciales frente a 775 que mantienen la actividad laboral en sus domicilios

La mitad de la plantilla de la AGE trabaja presencialmente - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

El Ministerio de Política Territorial y Función Pública ha ofrecido este sábado datos por territorios de la situación laboral del personal de la Administración General del Estado (AGE). En el caso de Toledo, de sus 1.720 empleados totales, 747 trabajan ya de manera presencial en sus puestos de trabajo de antes de la pandemia. Por su parte, 775 lo hacen aún por teletrabajo desde sus domicilios, provocando un cierto equilibrio entre las dos modalidades, aunque con una clara tendencia hacia la desescalada.
Además, en la provincia de Toledo hay actualmente 23 funcionarios del Estado en aislamiento por padecer o contar con síntomas de coronavirus; mientras que 6 de ellos están realizado algún tipo de colaboración con fines sociales.
Por su parte, en el caso de Castilla-La Mancha de los 5.920 empleados, los que trabajan de manera presencial ascienden a 2.842 mientras (48%), mientras que 2.570 se encuentran realizando su trabajo en modalidad no presencial.
En la región, el número de empleados y empleadas públicos aislados por covid-19 son 99 y 16 los que colaboran con fines sociales, según ha informado en nota de prensa la Delegación.
A nivel nacional, el 35,7% del total de 179.991 empleados públicos con los que cuenta la Administración General del Estado (AGE), unos 64.400, están trabajando de forma presencial, mientras que el 55% (99.178) teletrabaja, según datos del ministerio.
Por otro lado, un total de 2.451 (el 1,36%) se encuentran en situación de aislamiento por Covid-19, un 153% menos que hace dos meses (6.203) y un 72,41% menos que hace un mes (4.226).
Asimismo, 1.026 (el 0,57%) empleados públicos son voluntarios en servicios sociosanitarios o con colectivos vulnerables. El resto de efectivos se encuentra en otras situaciones, como permisos, bajas, etc.
Hace un mes, los empleados públicos que trabajaban de forma presencial en la AGE eran 46.618, el 26%, mientras que hoy son un 10% más y, a partir de las próximas semanas, el trabajo presencial irá aumentando gradualmente, según el Ministerio.
La ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, firmó el mes pasado con los sindicatos integrados en la Mesa General de Negociación de la AGE las medidas para la incorporación presencial progresiva de los empleados públicos en el marco del Plan de Transición a la Nueva Normalidad.
Los objetivos prioritarios de este plan son mantener fórmulas de trabajo no presencial, atención preferentemente telemática, aforos más reducidos en la atención al público, cita previa y adoptar medidas de prevención y seguridad, siguiendo las recomendaciones sanitarias, para garantizar la salud del personal.
El Ministerio destaca que aumenta cada día el número de empleados públicos que de forma voluntaria solicitan trabajar en labores sociosanitarias o atendiendo a colectivos vulnerables, acogiéndose al real decreto aprobado por el Gobierno sobre medidas complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al Covid-19. Hoy son 1.026 los voluntarios, frente a los 406 de mediados de abril, un 153% más en solo mes y medio.
Desde el 10 de marzo, en la AGE se han registrado 118.607 reuniones virtuales y se han celebrado 5.600 cursos no presenciales, tres veces más que los cursos que se han tenido que aplazar, que suman 1.808.
Asimismo, de las 3.095 oficinas de atención al público de la AGE, 2.483 disponen de cita previa y un 30% de las mismas, unas 728, han vuelto a abrir.