La pobreza energética afecta al 35 por ciento de los hogares de la región

J. G. / L. T.
-

Las jornadas sobre soberanía energética, medio ambiente y empleo abordan la pobreza energética y proponen soluciones como la rehabilitación de edificios con ayuda pública

Las jornadas se llevan a cabo cada lunes en el salón de actos de la Biblioteca de Castilla-La Mancha.

La Federación de Asociaciones de Vecinos ‘El Ciudadano’ volvió ayer a la Biblioteca de Castilla-La Mancha para abordar la pobreza energética en España y en Castilla-La Mancha dentro de las I Jornadas sobre Soberanía Energética, Medio Ambiente y Empleo.
Ayer le tocó el turno a Luis Jiménez Meneses de la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA). «La pobreza energética afecta al 35 por ciento de los hogares de Castilla-La Mancha», comentaba el experto en medio ambiente tras ofrecer algunos datos del informe elaborado desde ACA para conocer qué factores intervienen en la pobreza energética y que zonas se ven más o menos afectadas por este fenómeno que puede definirse como la incapacidad de un hogar para satisfacer una cantidad mínima de servicios de la energía para sus necesidades básicas, como mantener la vivienda en unas condiciones de climatización adecuadas para la salud, es decir, de 18 a 20 grados centígrados en invierno y 25 en verano.
Las causas que generan esta precariedad energética son diversas: bajos ingresos del hogar, calidad insuficiente de la vivienda, precios elevados de la energía o  precios elevados de la vivienda.
Además, sus consecuencias en el bienestar son también variadas: temperaturas de la vivienda inadecuadas, incidencias sobre la salud física y mental (incluyendo mortalidad prematura de ancianos), riesgo de endeudamiento y desconexión del  suministro, degradación de los edificios, despilfarro de energía y emisiones, entre otros.
Rehabilitar los edificios con ayuda pública puede ser una de las soluciones, ayer planteadas por Jiménez, así como la certificación energética de los inmuebles, algo a lo que ya obliga la ley impulsada por el Gobierno central, pero a juicio del ponente «es insuficiente, puede servir de palanca para seguir avanzando en esta materia».

Ciencias Ambientales. La Asociación de Ciencias Ambientales (ACA) trabaja para dar a conocer los efectos de la pobreza energética, así como soluciones para combatirla fomentando las políticas de mejora de la eficiencia energética en edificios y viviendas, así como concienciando a la sociedad sobre la existencia de dicha problemática y cómo resolverla.
Las jornadas de la federación vecinal finalizan el próximo lunes, 20 de octubre, con una mesa redonda a las siete de la tarde moderada por Javier García en el salón de actos de la Biblioteca de Castilla-La Mancha, en el Alcázar. En la mesa participarán, tal y como recoge el programa de las jornadas, Roberto de Antonio de la Universidad Politécnica; Cote Romero de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético; Mario Sánchez empresario de economía social, y Arcangel Tirado, inversor fotovoltaico.