Condenados por la falta de puntería

Área 11
-
Condenados por la falta de puntería - Foto: Antonio Gil

El CF Talavera cayó por un despiste defensivo en Cartagena, aunque ofensivamente tuvo oportunidades para sumar y la falta de puntería provicó que los blanquiazules volvieran de vacío (1-0)

La falta de pegada condenó al CF Talavera a una derrota por la mínima en feudo de un FC Cartagena que se llevó los tres puntos en juego tras un despiste de la zaga visitante que provocó un solitario gol segundos antes de que se pitara el final de la primera parte. El encuentro fue bonito, peleado, muy ajustado y ciertamente emocionante, pues ambos equipos jugaron de forma ambiciosa buscando siempre el gol y también porque el resultado no quedó claro hasta el pitido final.
La derrotra del Melilla en su casa ante el Real Murcia provocó que el Cartagena saltara al campo muy fuerte en busca de la victoria y aprovechar así la ocasión de colocarse a un punto del líder del grupo.
Sin embargo se topó con un muro defensivo muy compacto pues los locales se encontraron con un planteamiento de Fran Alcoy con tres centrales y carrileros con las línea muy juntas entre sí, en donde tanto Rodellar como Reguera no dejaron que los locales dominaran en la zona de creación, ganándoles la mayoría de las veces los balones divididos y obligando a los cartageneros a abusar del balón en largo buscando la espalda de una defensa talaverana que siempre estuvo muy atenta, con facilidades al ver llegar la pelota de cara para despejarla.
La primera llegada con cierto peligro se hizo de rogar y hubo que esperara hasta rozar el minuto veinte para ver el primer acercamiento reseñable, obra de los locales con otro balón en largo a la espalda que ésta vez Rubén Cruz sí consigue controlar para plantarse solo en el mano a mano ante un Gianni que salvó la papeleta con una gran intervención. Después no habría casi nada más en las áreas pero cabe destacar también la labor del delantero visitante Laerte, pues a pesar de no disponer de ocasiones claras para marcar sí fue capaz de pelarse, y en muchas ocasiones poner en jaque, con toda la defensa murciana. Con poco más que contar en una primera parte demasiado ajustada como para resultar entretenida, en el último minuto antes de la llegada del descanso, se vería el primer mazazo para el Talavera de la Reina. En un error claro de la zaga Elady Zorrilla se plantaba solo en el mano a mano tras un enorme despiste visitante y de tiro cruzado batía a Gianni colocando el 1-0 en el marcador en uno de esos momentos denominados como psicológicos, porque en seguida el colegiado señaló el camino de los vestuarios.
Tras el reinicio se vio una apuesta de un Talavera más valiente con líneas más estiradas, así como con más presencia en el área local. Un saque de esquina a los seis minutos botado por Molinero lo remataba con la testa Nandi muy ajustado al palo poniendo en muchos aprietos al portero local.
Los visitantes buscaban más profundidad y al poco el míster realizaba un cambio metiendo a Víctor Andrés por Rodellar. Con esto el Talavera consiguió llegar más fácil al área rival pero perdiendo consistencia defensiva en la zona central del terreno de juego. Con el paso de los minutos el Cartagena supo aprovechar ese factor y por eso cada vez triangulaba mejor, con transiciones rápidas y verticales en dirección portería oponente.
Para entonces el partido estaba muy abierto para los dos y cualqueir cosa podía suceder pues ambos llegaban a portería contraria con frecuencia, por lo que ambos porteros tuvieron mucho trabajo y realizaron meritosas intervenciones para evitar el gol. Pero la falta de puntería de los talaveranos acabaría por condenarlos y no sacar nada positivo de Cartagonova. Las mejores de los visitantes llegaron en una gran jugada con disparo cruzado de Laerte que Joao Costa sacó con muchos problemas, y también en una muy buena de Víctor Andrés con balón sobre Reguera cuyo disparo también lo sacó el cancerbero local con apuros a la esquina.
Ya en el minuto 89 hubo una jugada a la contra de los visitantes que no pudo resolver Aketxe en pugna con Madrigal dentro del área, porque el delantero local cayó al suelo y el colegiado no dudó un instante en señalar el punto de penalti. La pena máxima se encargó de lanzarla el especialista Aketxe, pero entre el palo y la buena colocación de Gianni evitaron que la sentencia se produjera en ese momento y la emoción por el resultado se mantendría hasta el final.
Cras augue. PellenteEl partido cambió en los Curae;
Sed peobortis in, lobortis et lectus.sa.
Sed ultricies, est vel vehicula molestie, libero lectus eleifend sae sei