No habrá excavación en los jardines del Cristo de la Luz

A.D.M.
-

Ni la antigua mezquita ni el resto de espacios monumentales que dependen del Arzobispado abrirán sus puertas hasta que se restablezca la comunicación con Madrid, según el ecónomo diocesano, Anastasio Gómez Hidalgo

No habrá excavación en los jardines del Cristo de la Luz - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

La reformulación de los jardines de la mezquita del Cristo de la Luz, obra en la que trabajan actualmente el arquitecto Manuel Barceló y la paisajista María Barceló, no traerá consigo trabajos arqueológicos de consideración más allá de la necesaria supervisión contemplada en la legislación, y que llevan a cargo Samuel Rodríguez y Javier Peces, de la empresa A Tempora. «Los arqueólogos están pendientes durante los trabajos de saneamiento de las raíces y sustitución de la vieja vegetación por otras especies de carácter autóctono, pero no tenemos previsto excavar en profundidad», manifestó el ecónomo diocesano de Toledo, Anastasio Gómez Hidalgo. No, al menos, para quienes conserven el recuerdo de hace más de diez años, cuando el Consorcio impulsó una gran excavación que permitió reformular los orígenes y posición de la pequeña mezquita -así como el descubrimiento del impresionante tramo de calzada romana- y que tuvo como arqueólogos a Raúl Arribas y Arturo Ruiz Taboada.
En esta ocasión, hasta donde ha podido conocer este periódico, se llevará a cabo un nuevo proyecto de jardín que respetará algunos árboles y arbustos preexistentes, como un ciprés y unos laureles. También se incorporará vegetación autóctona resistente al calor y necesitada de menor riego, así como plantas trepadoras que se prevé crezcan alrededor de unas pérgolas metálicas.
María Barceló, en colaboración con el arquitecto Ignacio Barceló, su tío, es una reconocida paisajista que ha trabajado ya anteriormente en Toledo. Lo hizo hace años, por encargo del Consorcio, en el jardín del claustro de las Procesiones del convento de San Clemente, donde también mantuvo especies preexistentes (un ciprés, un limonero y un palmito), a las que sumó varios frutales y especies aromáticas.
espacios visitables. Por otra parte, el ecónomo diocesano, de quien depende la apertura turística de varios espacios monumentales del Casco, entre ellos la propia mezquita del Cristo de la Luz -además de otros que en circunstancias normales es posible visitar de forma agrupada mediante la denominada ‘pulsera turística’-, confirmó a La Tribuna que por el momento permanecerán cerrados.
A pesar de que en el Arzobispado manejaban la fecha del 1 de junio como posibilidad -Toledo se encuentra desde ayer en Fase 2-, la falta de visitantes hasta que se restablezca la comunicación con Madrid ha llevado a retrasar esta decisión, según Anastasio Gómez Hidalgo.