Siete Guinness en una semana

J. M. Loeches
-
Siete Guinness en una semana - Foto: Yolanda Lancha

El atleta de Cabañas de la Sagra quiere batir más récords, cuatro en un día y tres en otro, relacionados con la resistencia y la habilidad

Los focos vuelven a prepararse para Christian López. El atleta de Cabañas de la Sagra busca acumular más récords Guinness y la próxima semana tiene la intención de batir otros siete. Cuatro un día y tres otro.  Resistencia, velocidad y habilidad volverán a conjugarse para que el toledano, que ya tiene diez en el bolsillo, inscriba de nuevo su nombre en el Guinness World Records.
Todavía no están las fechas confirmadas porque López quiere conocer de primera mano la climatología, sobre todo el viento. Y es que, podría ser un enemigo importante en alguno de los retos, así que se lo quiere quitar del medio para no tener problemas. Se entiende mejor si se conoce el primero de los récords a abordar: la milla más rápida dando toques a una pelota con una pala de ping pong.
En total, 1.609 metros en los que la pelota no se puede caer y deberá realizarlo en menos de 11 minutos y 47 segundos. La técnica consiste en dar pequeños golpes para poder ir a un ritmo adecuado. Ya está en tiempos de récord, pero su idea es dejarlo en diez minutos.
Pero, además, Christian López quiere batir dos más, los 50 y los 100 metros manteniendo el equilibrio de una pelota sobre la base de la pala de ping pong. Le piden estar por debajo de 7.87 segundos en la distancia corta y 16 segundos, en la larga. De nuevo, el aire podría jugar en su contra, por eso escogerá un día en el que no haga demasiado. Y para terminar esa jornada, el cabañil quiere apoderarse del récord Guinnes de hacer sentadillas con malabares en tres minutos. La organización le exige al menos 150 para lograrlo.
Ya en otro día diferente, su objetivo es la tentativa a otros tres récords. Uno de ellos consiste en el mayor tiempo dando toques con el mango de una pala de ping pong. Es decir, que el deportista tendrá que agarrar la pala por la base. Este Guinness lo tiene un indio con 17 minutos y 22 segundos. Tendrá que estar por encima de ese tiempo, lógicamente. Pero ahí no queda la cosa, pues el siguiente consistirá en colocar 30 bolas de ping pong sobre la palma de la mano y mantenerlas después treinta segundos. López confiesa que ya es capaz de sujetar 26, así que en los próximos días afinará la técnica para superar el desafío. El séptimo y último de la semana quiere que sea el de colocar esta vez siete pelotas sobre el dorso de la mano y mantener también treinta segundos para poder validarlo.
Así las cosas, siete récords que podrían colocar a Christian López en 17 Guinness antes de entrar al mes de julio. Sin embargo, no va a detenerse porque en la agenda tiene alguno más antes de que concluyan los meses de verano.