Talavera adjudica la auditoría del POM a expertos urbanistas

L.T.
-

La alcaldesa, Tita García Élez, informó de la necesidad de actualizar y adaptar a las necesidades reales y más acuciantes el planeamiento urbanístico de la ciudad

Talavera adjudica la auditoría del POM a expertos urbanistas

La alcaldesa de Talavera, Tita García Élez, ha dado a conocer la adjudicación de los trabajos de auditoría del Plan de Ordenación Municipal (POM) al estudio de arquitectura de los urbanistas valencianos Gerardo Roger y Luis Casado. Con ellos ya ha mantenido una reunión en la que también han participado el concejal de Planificación Urbana y Accesibilidad, José Antonio Carrillo; la concejala de Promoción Económica Empresarial, Paloma Sánchez, además del arquitecto municipal, Gonzalo Bauluz.
Cabe destacar el extenso currículum profesional de los Roger y Casado, quienes han colaborado en la redacción de diversa normativa estatal y autonómica en la materia como la valenciana, la extremeña y también la vigente en Castilla-La Mancha, además de redactar multitud de instrumentos de planeamiento general y de desarrollo en diversos puntos del país.
El objetivo es «acabar con el paro, crear empleo de calidad y fijar población», entre otros aspectos, por lo que ha señalado que es «fundamental» que lleguen nuevas empresas e industrias que refuercen el tejido productivo de la ciudad. Algo imprescindible es «ofrecer las mejores condiciones» a estas firmas, lo que pasa por contar con «suelo industrial rápido y barato», explica la alcaldesa en nota de prensa. Asimismo, ha insistido en la necesidad de actualizar y adaptar a las necesidades reales el planeamiento urbanístico de la Ciudad de la Cerámica.
Sin embargo, mientras llega el resultado que aporte esa auditoría, desde el Gobierno municipal se está trabajando de forma paralela en «desempolvar» algunas actuaciones urbanizadoras, como 88.000 metros cuadrados de suelo industrial en el polígono Injertillos, 93.000 de uso terciario comercial junto al Centro Comercial Los Alfares, y más de 22.000 de uso residencial en dos PAUs, uno en la antigua ILTA y otro que comunica la Plaza del Pan con Ronda del Cañillo.

 

Reconsiderar el POM. Según ha trasladado el concejal del área, José Antonio Carrillo, el POM tiene que ser «reconsiderado» como «instrumento estratégico para la ciudad y fundamental para su desarrollo». Además de tener el objetivo de ordenar y desarrollar la ciudad desde un punto de vista urbanístico, también contiene determinaciones de enorme relevancia desde el punto de vista ambiental y patrimonial para el conjunto del término municipal, y «tiene que regular tanto el suelo rústico como el urbano existente y también plantear los crecimientos de la urbe en forma de sectores de suelo urbanizable y unidades de actuación en el denominado suelo urbano no consolidado, esto es, aquel al que le falta alguna obra de urbanización por realizar todavía.
Hay que recordar que el POM de Talavera fue aprobado definitivamente en 2010 tras una tramitación prolongada, por lo que su concepción ya arrancaba años atrás. «Ahora, nueve años después, muchos de los contenidos y planteamientos de dicho planeamiento han sido puestos en cuestión» por voces tan autorizadas como las del Colegio de Arquitectos de Castilla-La Mancha o las de la Asociación de Arquitectos por Talavera (AXTA), fundamentalmente a causa de la profunda crisis vivida en los últimos años y, muy especialmente, en el sector de la promoción inmobiliaria. No obstante, también se ha producido al albur de un cambio de modelo urbanístico que tuvo su reflejo final en una nueva Ley de Suelo Estatal, aprobada en 2007, ya que anuló la previa de 1998, paradigma del «todo urbanizable», indica Carrillo.

El equipo de Gobierno, dice la alcaldesa, «cumple con lo prometido e inicia una labor de diagnóstico del POM para evaluar, de mano de prestigiosos especialistas, que sigue siendo de utilidad de este documento de 2010 para la ciudad y qué es preciso modificar o adaptar para que recoja sus necesidades más acuciantes en materia de urbanismo de vivienda», ha remarcado el concejal. Así, en principio, se plantea el estudio de diversas cuestiones, consensuadas también con los técnicos del Servicio de Urbanismo del Ayuntamiento, como el desarrollo de los sectores residenciales al otro lado de las vías del tren, la vinculación de éstos con infraestructuras que no dependen del Gobierno de la ciudad, como el diseño del AVE, las intensidades edificatorias de los nuevos desarrollos urbanísticos y su viabilidad económica en términos de sostenibilidad. También será importante la adecuada regulación del suelo rústico de el término municipal, el fraccionamiento de los ámbitos de actuaciones urbanizadoras para fomentar su mayor y más ágil desarrollo, la regeneración y renovación urbana de los barrios tradicionales de la ciudad o la integración de elementos estructurales de la fisionomía urbana de Talavera, como puede ser, entre otros, el río Tajo.
En esta reunión, la alcaldesa ha dado cuenta de las últimas actuaciones iniciadas por el Consistorio en materia de urbanismo, como las expropiaciones para el cierre de la circunvalación sur, el inicio de la tramitación de cuatro nuevos PAUs (el industrial de Injertillos, el comercio en el PAU del Tajo y los residenciales junto a La Colegial y en la antigua Ilta); las relativas al polígono Torrehierro (ejecución de la segunda fase y la ampliación de usos de éste), y las diversas innovaciones del POM en curso, como son las relativas al régimen jurídico de su suelo rústico, la ampliación de usos comerciales en el entorno de Las Moreras, y la planteada respecto a la ordenación de usos para locales de apuestas y juego, que acordó poner en marcha el Pleno en su sesión ordinaria del pasado mes de octubre.
Después de la reunión, los urbanistas Gerardo Roger y Luis Casado, junto con responsables del Servicio de Urbanismo, han recorrido varios puntos del municipio, como han sido los terrenos que se habían reservado para la futura Plataforma Logística Intermodal de Talavera. Se espera que la versión preliminar del trabajo se entregue al Consistorio a principios de año, tras lo cual se abrirá sobre el documento un amplio proceso de participación y debate, en el seno del cual, ha manifestado la propia alcaldesa, «serán protagonistas principales los vecinos en primer término, pero también asociaciones profesionales y empresariales de la ciudad. Queremos que el futuro del POM y sus innovaciones constituyan una hoja de ruta participada y compartida por toda la sociedad talaverana».