La plaza del Consistorio estrenará «en breve» una escultura de Cristina Iglesias

latribunadetoledo.es
-

>Una pieza homenaje al entorno monumental del Casco. El alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, confirmó ayer que la pieza de la artista donostierra se instalará en la ciudad en las próximas fechas.

La plaza del Consistorio estrenará «en breve» una escultura de Cristina Iglesias - Foto: Víctor Ballesteros

lt / toledo
El equipo de Gobierno municipal recuerda casi a diario que uno de sus objetivos prioritarios es «conservar el pasado» pero también mirar al «futuro» y, dentro de esta premisa, el alcalde de la ciudad, Emiliano García-Page, aseguró ayer que la plaza del Ayuntamiento estrenará «en breve» una escultura de la donostierra Cristina Iglesias, que se instalará en próximas fechas y servirá para añadir valor cultural a la capital castellano-manchega.
La artista presentó en 2008 su propuesta en Toledo, una de sus ‘esculturas del agua’, pieza que rendirá homenaje al entorno monumental del Casco Histórico a través del líquido elemento y con la que encabezaría una serie de intervenciones en distintos puntos de la ciudad.
En ese momento, el primer edil no quiso desvelar más detalles sobre la escultura aunque definió el proyecto como «controvertido» mientras que la artista explicó que compartirá filosofía con la Diepe Fontein de Amberes (Bélgica) también realizada por ella.
La Diepe Fontein (’Fuente profunda’) de la plaza Leopold de Wael, inaugurada en 2006, es una gran cortina rectangular de 37 por 17 metros en donde el agua permite contemplar reflejada la fachada del Museo de las Bellas Artes.
La artista está muy vinculada con la ciudad de Toledo, donde ha proyectados varias intervenciones y realizado diferentes visitas al Casco Histórico para poner ésta en marcha.
Premio Nacional de Artes Plásticas en el año 2000, Cristina Iglesias es una de las artistas españolas más internacionales y cuenta con un sólido valor en el campo de la nueva escultura urbana, faceta de su producción con la que la autora ha aprendido a ser paciente.
No en vano, la Diepe Fontein tardó casi una década en hacerse realidad, si bien desde 2006 la pieza representa un papel imprescindible para quienes acceden al inferior del Museo de Bellas Artes de Amberes.
El madrileño Museo del Prado también cuenta con una escultura de la artista, que ha participado en numerosas exposiciones internacionales.