Tres rusos y un ucraniano, acusados del derribo del MH17

Europa Press
-

Moscú desconfía de la investigación que encabeza Países Bajos, mientras que Kiev promete que tratará de detener a su ciudadano. El juicio por el ataque contra el avión está previsto para marzo de 2020 en Holanda

Tres rusos y un ucraniano, acusados del derribo del MH17 - Foto: MAXIM ZMEYEV

Cuatro sospechosos, tres rusos y un ucraniano, todos militares, se enfrentarán a cargos de asesinato en relación con el derribo en julio de 2014 del vuelo de Malaysia Airlines MH17 sobre el este de Ucrania, en el que murieron las 298 personas a bordo, en un juicio que comenzará en Países Bajos el próximo mes de marzo, según ha anunciado este miércoles el equipo de investigación. 
Sin embargo, lo más probable es que los sospechosos sean juzgados in absentia, ya que Países Bajos ha dicho que Rusia no ha cooperado con la investigación y no se espera que entregue a ninguno de ellos. 
El equipo de investigación, encabezado por Países Bajos y encargado de identificar a los responsables penales del derribo del avión, ha identificado a los cuatro sospechosos como Sergei Dubinsky, Oleg Pulatov e Igor Girkin, todos rusos, así como el ucraniano Leonid Jarchenko. Contra todos ellos se han emitido órdenes de arresto internacional. 
Según los investigadores, Girkin es un antiguo coronel del FSB que sirvió como ministro de Defensa de la autoproclamada República Popular de Donetsk en el verano de 2014. Dubinsky fue jefe de la agencia de Inteligencia militar de dicha entidad, mientras que Pulatov fue jefe de otro departamento de la Inteligencia militar de la misma. 
En cuanto al ucraniano Jarchenko, era jefe de un batallón de reconocimiento del segundo departamento. Los investigadores quieren pedir al Gobierno ruso que les permita interrogar a los sospechosos, que actualmente se encuentran en Rusia, mientras que Jarchenko se cree que está en su país. 

 

Pasajeros holandeses

El MH17 fue derribado por un misil mientras sobrevolaba el territorio bajo control de los separatistas prorrusos el 17 de julio de 2014 en el trayecto entre Ámsterdam y Kuala Lumpur. Las 298 personas que viajaban a bordo, en su mayoría holandesas, murieron en el siniestro. El equipo de investigación conjunto creado por Australia, Bélgica, Malasia, Países Bajos y Ucrania determinó que el avión fue derribado por un misil ruso procedente de la 53 Brigada Antiáerea rusa, con base en la ciudad de Kursk. 
Este miércoles, los investigadores han señalado que han recabado pruebas suficientes para demostrar que Rusia suministró la lanzadera que se empleó para disparar el misil que derribó el avión.