25 años de la 'tienda para todo' de Internet

EFE
-

La compañía de Bezos se ha convertido en el gigante del comercio electrónico y ofrece a los usuarios un amplio catálogo de productos, desde ropa y videojuegos hasta servicios de entretenimiento musical e inteligencia artificial

25 años de la 'tienda para todo' de Internet - Foto: Brendan McDermid

Amazon cumple 25 años, en los que ha pasado de ser una pionera librería digital a la mayor plataforma de comercio electrónico del mundo, la tienda para todo que imaginó su fundador, Jeff Bezos, y que le ha llevado a convertirse en la persona más rica del planeta.
Bezos registró Amazon el 5 de julio de 1994, tras haber observado durante su previo empleo en Wall Street cómo el uso de internet se estaba disparando con subidas anuales del 2.300 por ciento. "Al principio elegí libros como el mejor producto para vender online tras elaborar una lista de 20 posibilidades distintas. Con más de 3 millones de libros impresos, podía construir una librería digital que no podría haber existido de ninguna otra manera", explicó Bezos en una entrevista en 1997. El éxito inicial en el sector editorial le abrió las puertas al comercio con toda clase de productos y, poco más de dos décadas después, Amazon es un portal en el que puede encontrarse de todo: desde mobiliario hasta vestidos, zapatos y videojuegos.
La compañía emplea a alrededor de 650.000 personas en el mundo y es la segunda empresa con mayor capitalización bursátil de Estados Unidos, solo por detrás de Microsoft, de la que curiosamente es vecina, al tener ambas la sede en el estado de Washington (EEUU). Pero llegó a estar varios años en números rojos, hasta que dejó atrás las pérdidas, a principios de los 2000, y comenzó a facturar unos beneficios bajos por mucho tiempo. Ahora la compañía controla casi la mitad del comercio electrónico en Estados Unidos y una buena parte del pastel mundial.

Amazon ha redoblado en los últimos años su apuesta por diversificar y se ha metido de lleno en terrenos como los servicios de computación en nube con Amazon Web Services (AWS), también gran dominador del mercado en este sector. Además, la empresa de Bezos ofrece entretenimiento por streaming con Amazon Music y Prime Video, está invirtiendo con fuerza en robots e inteligencia artificial, amaga con entrar en el mundo de los servicios sanitarios y en 2017 compró la popular cadena de supermercados estadounidense Whole Foods. Pero tanto poder conlleva a sufrir un gran control. Es precisamente la presencia de Amazon en tantos campos distintos y el hecho de que en varios de ellos ocupe una posición de dominio en el mercado lo que ha llevado a los reguladores de todo el mundo a incrementar su escrutinio sobre la empresa en los últimos tiempos, recibiendo incluso acusaciones de prácticas monopolísticas o de ataques a la libre competencia. Pero Bezos no tiene en mente cerrar la tienda.