Declarada apta tras más de un mes el agua del Pusa

J.M.
-

El presidente comunicó ayer a los cinco pueblos jareños más afectados los resultados del último análisis, que menciona todavía la presencia de un exceso de hierro

Declarada apta tras más de un mes el agua del Pusa

Los vecinos de la Mancomunidad del Pusa se han acostumbrado a comprar el agua embotellada ante las anomalías del servicio de abastecimiento en los últimos años. Pero han recibido una buena noticia para el puente de la Constitución porque la agrupación de municipios declaró ayer como apta la calidad de los recursos de la presa. De esta manera, al menos cinco localidades con un total de 1.700 empadronados se beneficiarán de esta medida: Santa Ana de Pusa, San Martín de Pusa, Villarejo de Montalbán, Retamoso de la Jara y San Bartolomé de las Abiertas. Otras cuatro poblaciones con 5.500 vecinos se han apañado hasta ahora con otras fuentes para cubrir las necesidades: Espinoso del Rey, La Pueblanueva, Los Navalmorales y Torrecilla de la Jara.
El presidente de la Mancomunidad del Pusa y alcalde de San Martín de Pusa, Alberto Lucero, confirmó en declaraciones a este diario que iba a avisar a los ayuntamientos de las nuevas condiciones del agua. El análisis de la propia entidad fechado el 23 de noviembre y conocido ayer garantiza la aptitud del servicio aunque con un exceso de hierro.
Desde finales de octubre, la agrupación de estos municipios jareños había declarado como no apto el recurso, ratificado días después por la Consejería de Sanidad, por lo que los vecinos han pasado más de un mes con esta recomendación vigente para los hogares.
De esta manera, Lucero subrayó que los técnicos de la Consejería de Sanidad volverán en los próximos días a la presa para realizar otro análisis. El último de la Junta se tomó el 19 de noviembre y prorrogó el no apto por exceso de hierro aunque con la apostilla de que no suponía un riesgo para la salud.
Así, el aspecto del agua que sale del grifo ha mejorado notoriamente al que presentaba hace unas semanas, pero el presidente lamenta que no tiene el adecuado. Al principio del pasado mes de noviembre, los vecinos no podían ni lavar la ropa por el tono rojizo del suministro público.
El presidente de la Mancomunidad del Pusa hizo hincapié en las bajas reservas de la presa, localizada en el término municipal de Los Navalucillos, porque se encuentra aún con poco más del 10 por ciento de capacidad. «Lo que más nos preocupa es la poca cantidad de agua», subrayó.
De este modo, ha pasado a un segundo plano la perentoriedad de lograr un convenio con la Junta de Comunidades para mejorar las condiciones de la presa. No obstante, Lucero asegura que se producirá en breve para disponer de los fondos necesarios para acometer las obras.