La ministra Ribera "quiere cambiar la situación del Tajo"

Leticia G. Colao
-

La responsable de Transición Ecológica, Teresa Ribera, se ha reunido hoy con los colectivos de Talavera y Toledo a quienes aseguró que ésta es una de sus prioridades. Sánchez exigió «gestos» para el río

La ministra Ribera "quiere cambiar la situación del Tajo"

La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha manifestado hoy su voluntad de «cambiar la situación del río Tajo» a los representantes de las plataformas en defensa de los ríos Tajo y Alberche de Talavera y Toledo, con quienes se ha reunido en la sede del Ministerio, en Madrid. Ha sido una visita sorpresa ya que el encuentro era con el Secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán; el director general del Agua, Manuel Menéndez, y el presidente de la ConfederaciónHidrográfica del Tajo (CHT), Antonio Yáñez, apareciendo la máxima representante del Ministerio a los cinco minutos del inicio. También participó el presidente de la ConfederaciónHidrográfica del Segura, Mario Urrea.
Miguel Ángel Sánchez, presidente de la plataforma talaverana, ha asistido a la reunión junto a la portavoz, Soledad de la Llama, y Alejandro Cano, presidente en Toledo. Según explica a La Tribuna, fue un encuentro «cordial» en el que Ribera aseguró que el Tajo y el problema entre ambas cuencas es una de sus «prioridades» y «principales preocupaciones» aunque entiende que «todo debe solucionarse dentro de un orden y dando solución a cada zona», por lo que pidió tiempo. Por el otro lado, Sánchez le reclamó «gestos» del máximo organismo medioambiental de España hacia la cuenca del Tajo, la más perjudicada desde hace años.
Consciente del conflicto existente por el mantenimiento del trasvase y los problemas sociales, económicos y sobre todo medioambientales que genera en el Tajo, la ministra de Transición Ecológica explicó a los presentes que ofrecerán «una salida a la dependencia que en el Segura tienen del agua del Tajo», por lo que duplicarán las desaladoras para, antes de limitar los trasvases, «dar una solución por anticipado».
Esto acabaría con uno de los principales problemas del río Tajo, a lo que Sánchez añadió solucionar fundamentalmente la depuración de la Comunidad de Madrid, vía Jarama, y «liberar» al río Alberche, y ejecutar las cinco sentencias del Tribunal Supremo que reclaman caudales ecológicos para Talavera, Toledo y Aranjuez. Sentencias que, según explicó el presidente de la Plataforma talaverana, «valoran muy positivamente» desde el Ministerio.
Será entre el 1 y el 15 de agosto cuando se publique el Esquema de Temas Importantes (ETI) donde por primera vez se fijarán caudales ecológicos mínimos en Talavera,Toledo y Aranjuez. También se recogerán los caudales de crecida, ya que dependiendo de la fecha del año debe haber unos volúmenes de agua circulante más importantes por el río para simular las crecidas históricas y ayudar a la limpieza de los caudales. En esta horquilla de valores se establecerá la cifra del caudal ecológico que, dentro de un año, se registrará en el borrador del III Plan de Cuenca del Tajo.

 

Gestos para el Tajo. Hasta que se cambie por completo la política de gestión en la cuenca del Tajo recogida en el Memorándum, Miguel Ángel Sánchez exigió «gestos» para esta zona del país, «ya que no se puede estar trasvasando agua de Entrepeñas y Buendía al máximo cuando hay 180 hectómetros cúbicos almacenados en el Segura sin saber qué hacer con ellos», finalizó.