Nunca son demasiadas las voces en contra

Leticia G. Colao
-

Talavera ha celebrado esta tarde el acto institucional del 25-N con música y palabras a favor de la libertad y contra la violencia machista. Acabar con esta lacra es una responsabilidad de toda la sociedad civil

Nunca son demasiadas las voces en contra

No, nunca son demasiadas las voces en contra del maltrato hacia las mujeres, nunca son demasiadas «cuando el fin es tan necesario para una sociedad igualitaria, pacífica y justa». Por ello, el acto institucional del 25 de noviembre, el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, ha tenido en Talavera muchas voces, muchas palabras y frases a favor de las víctimas que aún no han dado el paso de sentirse libres, de soltarse de las garras de su maltratador y disfrutar de sus derechos como mujeres, y como personas.
El Punto de Encuentro El Salvador ha sido el escenario para el acto principal en la ciudad, convirtiéndose en el gran altavoz para aunar voces y concienciar a la sociedad respecto al problema de la violencia y la grave violación de los derechos fundamentales de las mujeres en todo el mundo. Y qué mejor que hacerlo con palabras y música, la de Enclave Maestoso acompañando a los textos que leyeron María Jesús Gómez, representante de la Plataforma Feminista; Benjamín Nava, violinista; Ana Isabel Fernández, de la Fundación Secretariado Gitano, Margarita Cerro, decana del Colegio de Abogados de Talavera y presidenta de la Comisión de Igualdad del Consejo General de la Abogacía Española, y Javier Guerrero, subinspector de la Policía Nacional.
Tras ellos, fue el piragüista olímpico y subcampeón del mundo, Paco Cubelos, el que el inició el turno de lectura de las frases que animaban a salir de un mundo de maltrato. Lo hicieron a través de un post-it que, después, colocaron en un árbol morado, gesto simbólico del Ayuntamiento para recoger a modo de hojas todas las verdades contra una violencia que ya ha matado a 52 mujeres y tres niños en lo que va de año, más de un millar desde el año 2003. «Las raíces de este árbol simbolizan la educación en igualdad, el respeto mutuo, la no violencia o el rechazo a conductas machistas», dijo la periodista Arancha Camacho, presentadora del acto.
Talavera dijo ayer basta a la violencia machista contra las mujeres y se ha puesto como reto lograr una sociedad libre de esta lacra social, con la responsabilidad de todos, administraciones públicas, justicia, educación, servicios sociales y sanitarios, empresas, asociaciones de mujeres, medios de comunicación, sociedad civil en su conjunto. «Todos, con una sola voz, debemos demostrar el más absoluto rechazo a las actitudes violentas».
También lo recoge así la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, donde se contempla la igualdad de género entre sus Objetivos de Desarrollo Sostenible, y entre sus metas, la eliminación de todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas.

 

Manifiesto FEMP. La alcaldesa de Talavera y presidenta de la FEMPen Castilla-La Mancha, Tita García Élez, ha cerrado el acto institucional con la lectura de la declaración para la erradicación de la violencia hacia las mujeres de la FEMP. En él, aseguró «nuestro compromiso decidido y real» para acabar con ella y la defensa de los principios de igualdad, seguridad, integridad y dignidad inherente a todos los seres humanos como una prioridad de las entidades locales. «Cada víctima es un fracaso de la sociedad que no nos podemos permitir», finalizó.