IU suspende al equipo municipal de Tolón en transparencia

L.T.
-

Su portavoz, Txema Fernández, recrimina al equipo de Gobierno que no ataje el problema que existe en el Ayuntamiento de Toledo con la no publicación de ningún contrato menor

Txema Fernández, portavoz de Unidas Podemos en el Ayuntamiento de Toledo. - Foto: Víctor Ballesteros

El Grupo Municipal Izquierda Unida – Podemos de Toledo se ha marcado como objetivos para el resto de la legislatura el exigir mayor transparencia en el Ayuntamiento de la ciudad, fomentar la sostenibilidad, apostar por la cultura local y desarrollar un Plan de Ordenación Municipal (POM) que una todos los barrios de la capital regional.
Así lo ha explicado el portavoz de Izquierda Unida–Podemos de Toledo, Txema Fernández, tras hacer el balance del primer año de legislatura de la formación de izquierda en el Consistorio toledano.
Fernández ha recriminado al equipo de Gobierno que no ataje el problema que existe en el Ayuntamiento de Toledo con la no publicación de ningún contrato menor en las plataformas online donde quedan expuestas a información pública.
«No sería razonable que los contratos mayores que hoy se gestionan servicios públicos en Toledo fueran acompañados de otros menores que posibilitan que el importe de licitación fuera menor porque tendría asegurada la ganancia con estos contratos menores tan opacos», asegura.
Sobre el fomento de la sostenibilidad, indica que Izquierda Unida–Podemos va a seguir trabajando para que los edificios municipales generen y se abastezcan con una fuente de energía limpia a través de placas fotovoltaicas. Además, añade que van a exigir el fomento del transporte alternativo que se puede realizar en bicicleta con la construcción de carriles bici.
En este sentido, señala que esa construcción para el transporte alternativo puede ayudar a la conexión entre barrios. Por ello, destaca que otro de los objetivos más importantes de la legislatura es llevar a cabo un Plan de Ordenación Municipal  «pensado por y con los vecinos y vecinas de Toledo».
En cuanto a la cultura local, considera que el Consistorio de la ciudad tiene que trabajar para que el tejido cultural de la ciudad recupere el pulso provocado por la crisis sanitaria y sea el motor impulsor de la industria cultural en Toledo convirtiéndose en la mejor excusa para visitar la ciudad.
un año marcardo por la pandemia. El portavoz de Izquierda Unida – Podemos de Toledo lamenta que el primer balance anual que hace del trabajo realizado por el Grupo Municipal venga marcado por la crisis sanitaria, económica y social que ha provocado el Covid-19. No obstante, puntualiza que no van a bajar los brazos para no dejar nadie atrás.
Por ello y sobre la premisa de poner la vida en el centro, concreta que una de las labores que más han realizado durante este año es la de reunirse con asociaciones, colectivos y plataformas de Toledo para saber su situación y llevar sus reivindicaciones al Ayuntamiento de Toledo.
«Hemos conseguido que se vayan a eliminar puntos negros de la ciudad como nos ha hecho llegar la Plataforma 8M o el compromiso de iluminar el parque del Crucero –demanda histórica de la Asociación de Vecinos ‘La Verdad’-, entre otras cosas», ejemplifica.
De esta manera, subraya que, desde el primer momento, han tomado una oposición nítidamente de izquierdas y propositiva. «Si quieres ser útil a la ciudadanía es necesario ser propositivo y constructivo», manifiesta.


Fernández exige la convocatoria de la IMesa de la Industria aprobada en pleno
 La gestión directa de los servicio públicos y la industrialización de Toledo, según remarca Fernández, son los pilares fundamentales para el modelo de ciudad que quiere y busca el Grupo Municipal de Izquierda Unida – Podemos.
En el primer año de legislatura, ha detallado que se han encontrado con más de 37 millones de euros en manos de empresas que tienen privatizados servicios públicos en la ciudad y su gestión están dando problemas como no pagar durante meses a los jardineros, sobrecoste de 220.000 euros para la empresa de monitores deportivos o equilibrios económicos de medio millón de euros que pagan todos los toledanos.
Para evitar estos problemas, recuerda que en el pleno del mes de septiembre se aprobó una moción de Izquierda Unida – Podemos de Toledo para fiscalizar estos contratos y licitaciones en la Comisión de Haciendo y Transparencia, «pero hasta el momento el equipo de Gobierno no ha llevado ninguno».
Finalmente, apostilla que el cambio del modelo productivo dirigido a la industrialización es el camino para tener un desarrollo económico que sea sostenido y sostenible en el tiempo. Para trabajar en ello, ha pedido que se convoque la ‘I Mesa de la Industria’ de Toledo que, también, se aprobó en el Pleno del Ayuntamiento de Toledo.