La iglesia de la Magdalena acogerá un taller de restauración

Á. de la Paz
-

La archidiócesis primada establecerá en el templo, previa desacralización, un lugar para la reparación de obras de arte sacro que dirigirá Rafael Alonso

La iglesia de la Magdalena acogerá un taller de restauración - Foto: David Pérez

Una de las medidas que forman parte del programa Con un solo corazón, lanzado por la Archidiócesis de Toledo para el mantenimiento de los 37 conventos que resisten en la provincia, implica la creación de un taller de restauración de piezas y colecciones para  el culto. Este centro de reparación se ubicará en la iglesia de la Magdalena, próxima a la plaza de Zocodover, y sin culto habitual.
Las estimaciones elaboradas por la diócesis primada apuntan a una inversión de entre 70.000 y 80.000 euros para la transformación desde el uso religioso al artesanal. Según explicó Anastasio Gómez, ecónomo del Arzobispado, las gestiones para tramitar la conversión del espacio implican la redacción de un Plan Especial y la aquiescencia de los técnicos del Ayuntamiento de Toledo. Los primeros acercamientos han sido positivos y la intención de la diócesis, previa desacralización del templo, pasa por tener abierto el nuevo espacio en «enero o febrero» del próximo 2020.
El taller de resturación «surge para dar una solución a las comunidades contemplativas», apuntó Gómez. El responsable de las finanzas de la Archidiócesis primada detalló que las obras que habrán de realizarse en el interior de la iglesia implicarán la creación de una zona de trabajo, una cocina con químicos y una sala para el secado de barnices. Esa «pequeña reforma interior» se sufragará con el dinero de la pulsera turística. Este distintivo, cuyo coste asciende a diez euros, agrupa a siete grandes monumentos del patrimonio eclesiástico de Toledo, entre otros, la propia catedral primada y templos como la antigua mezquita del Cristo de la Luz y la antigua sinagoga de Santa María de la Blanca.
El dinero recaudado permitirá tanto el pago de la obras en el interior de la iglesia de la Magdalena como el salario del equipo de restauradores que gestionará la recepción de obra y trabajará en su rehabilitación.
Al frente de los restauradores estará Rafael Alonso. Oriundo de Bargas, ha desarrollado parte de su carrera profesional como restaurador del Museo del Prado y profesor de artes plásticas. Alonso fue condecorado con el Premio Nacional de Restauración en el año 2010.
El delegado de patrimonio de la Archidiócesis, Miguel Ángel Gómez, valoró el «empeño de las comunidades monásticas defendiendo el patrimonio» que les ha sido legado y aseguró que la medida planteada pretende «mantener el fin catequético y evangelizador» para el que las piezas y las obras fueron creadas. La labor de la diócesis primada será la «coordinar la entrada y establecer prioridades». El taller está abierto a otras diócesis diferentes.