El último éxito compartido de Bruno

J.M.
-
ANTONYONE - Foto: Bruno y su madre, el pasado verano en Talavera.

La Fundación Seur ha informado de que ha recogido ya los 12 millones de tapones de la campaña para comprar un bipedestador a un niño de Cardiel de los Montes

La Fundación Seur comunicó el pasado 12 de diciembre que Bruno había superado el reto. Se refería a que la recogida de 12 millones de tapones había concluido tras casi seis meses de campaña por toda España para la conversión del plástico en más de 6.000 euros. «25 toneladas de tapones recaudados gracias a la colaboración de la ‘Comunidad Taponera’ entre la que se encuentran los vecinos de Torrecilla y La Fresneda gracias al convenio de colaboración que firmamos en 2015 y que han hecho posible entregar a Bruno un cheque con la ayuda que tanto necesitaba», informaba a su vez el Ayuntamiento de Torrecilla de la Jara a sus vecinos el pasado día 18. Bruno Carretero Jorge vive en Cardiel de los Montes, pero la emoción por la consecución se ha extendido por toda la provincia.
El niño cumplió 10 años el pasado 30 de junio y lo celebró en Cardiel de los Montes. Por entonces, hacía apenas unos días que había arrancado la campaña de ámbito nacional de la Fundación SEUR para la compra de un bipedestador. «Desde pequeño, Bruno ha necesitado férulas especiales y varias intervenciones quirúrgicas para poder caminar, pero no ha sido suficiente. Para evitar que se deformen sus pies, es muy importante que use un bipedestador: un aparato que le permite ponerse de pie y, poco a poco, abandonar la silla de ruedas. Tiene tantas ganas de dar sus primeros pasos que Bruno ya ha recogido dos millones de tapones. Pero para conseguir su bipedestador, todavía necesita 10 millones de tapones más», rezaba la campaña publicada por la Fundación SEUR.
El Ayuntamiento de El Real de San Vicente, por ejemplo, se implicó también en la recogida de tapones a favor de Bruno, quien recibe las atenciones sanitarias en Madrid aunque vive en la comarca de la Sierra de San Vicente. Los dos millones que mencionaba la Fundación SEUR se corresponden con los 3.500 kilos que recogió durante dos años su madre, Laura Jorge, quien ha cargado este tiempo con el frágil cuerpo de su hijo, de un metro y diez centímetros de altura y 16 kilos de peso.
No obstante, Laura se las apañó para construir un bipedestador artesano, como ejemplo de su fortaleza y el ánimo para salir adelante. «Mi hijo no es una víctima. Mi hijo es feliz. Sigue luchando y va para adelante», decía a este diario la progenitora al inicio de la campaña de la Fundación SEUR.
‘Tapones para una nueva vida’ es el proyecto estrella de la Fundación SEUR, con el que ha ayudado a más de 140 niños mediante el reciclaje de tapones de plástico. En total, ha recaudado ya más de un millón de euros para financiar tratamientos médicos y ortopédicos. Esta entidad recibe a diario alrededor de tres toneladas de tapones que entregan millones de particulares españoles.
La campaña desarrollada por la Fundación SEUR, una organización sin ánimo de lucro dedicada a ayudar a la infancia más desfavorecida, especialmente a través de la logística solidaria.está arropada por más de un millar de organizaciones de diferentes ámbitos para hacer crecer la recogida, que se extendió por diferentes municipios de la provincia para que Bruno y su familia comprobaran que no están solos.