El gran reto de Oblak

SPC
-

El esloveno quiere frenar al Barcelona, su 'bestia negra' desde que viste de colchonero

El encuentro entre Atlético de Madrid y Barcelona enfrenta mañana al portero esloveno Jan Oblak a su reto más difícil: tratar de parar al bloque azulgrana, el rival que más goles le ha marcado, que más le ha ganado y con el que solo ha dejado su puerta a cero una vez.
Son datos llamativos vista la trayectoria del cancerbero en sus cuatro años en el conjunto colchonero, tres y medio desde que asumió la titularidad constante en el esquema del argentino Diego Simeone. Un período en el que no ha tenido que recoger el balón de sus mallas en 100 de 179 choques oficiales, de los que tan solo ha perdido 32. En total, el guardameta rojiblanco ha encajado 116 dianas. 
Números imponentes de los que se ha librado todavía el combinado culé, al que únicamente le ha ganado una vez en 11 duelos. Fue en el choque de vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones de 2015-16, cuando el cuadro madrileño venció por 2-0 en el Vicente Calderón, con dos tantos de Antoine Griezmann. Ese es también el único ejemplo en el que terminó un partido sin recibir una diana de un futbolista culé. 
En los otros 10, encajó algún tanto el portero esloveno, que ha perdido ocho veces con el Barcelona. Es decir, ante los catalanes ha cosechado una cuarta parte de sus derrotas globales bajo los palos del conjunto rojiblanco. En esa ‘lista negra’ aparecen después el Villarreal, con tres; el Real Madrid, el Espanyol, la Real Sociedad y el Bayern de Múnich, con dos; y el Chelsea, el Sporting de Gijón, el Sporting de Lisboa, el Olympiacos, el Sevilla, el Celta, el Málaga, el Levante, el Benfica y el Dortmund, con una.
También es el adversario que más dianas le ha marcado, con 16 goles, en su carrera en el Atlético. Las mismas  que el Real Madrid, aunque el club blanco con cinco enfrentamientos más. Los 16 tantos del Barcelona son una séptima parte de todos los recibidos por el cancerbero en sus 179 choques como rojiblanco.
Seis de ellos los firmó el argentino Lionel Messi, con el que se ha enfrentado en 11 ocasiones. En el duelo más reciente no solo batió a Oblak, sino que su golazo de falta fue determinante para el triunfo (1-0). Cuatro corresponden al uruguayo Luis Suárez, entre ellos el único precedente entre ambos equipos que tiene como escenario el Wanda Metropolitano, el 1-1 del 14 de octubre de 2017.
Oblak se cruza con ellos. El guardameta menos goleado de este campeonato frente a los dos mejores delanteros, con nueve tantos cada uno en las primeras 12 citas, de las que Messi solo ha disputado 10. 
Un duelo enorme, clave, en el encuentro de mañana, donde el portero esloveno espera hacerse aún más grande ante dos de los futbolistas con mayor instinto asesino del fútbol mundial.