Alquilar los edificios costó cuatro veces más que las obras de Sillería

J. Monroy | TOLEDO
-
Alquilar los edificios costó cuatro veces más que las obras de Sillería - Foto: Víctor Ballesteros

El arrendamiento de dos inmuebles durante las obras del centro de salud le costó a la Junta de Comunidades unos 17.000 euros al mes desde 2007 hasta este mayo

jmonroy@diariolatribuna.com

Muy cara le ha costado a la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales la obra de remodelación y ampliación del centro de salud de Sillería, que volvió a entrar ayer en funcionamiento. Y no se trata de que la obra, de 278.279 euros, se haya ido de las mano, sino que para que esta se haya realizado la Junta ha tenido que estar pagando desde 2007 un alquiler de dos locales en la zona por valor de 17.000 euros al mes. En total, y con algunos descuentos incluidos, este dinero ha superado el millón de euros. Es decir, que el alquiler de los locales para mantener abierto el centro de salud ha costado cuatro veces más que la obra en sí.
A este dinero habrá que añadir, además, el acondicionamiento de estos dos espacios, en la esquina de Sillería con San Agustín y la plaza de los Montalbanes. Se desconoce el montante final, pero el antiguo Ejecutivo regional, que fue el que hizo la contratación de los inmuebles, informó en 2010 de que la inversión en los mismos rondaba los 2,2 millones de euros. Ahí se debe de incluir, eso sí, la compra del nuevo mobiliario, que es el que se ha trasladado al antiguo centro, para que ayer comenzara a funcionar.

Obra rápida. En realidad la obra de Sillería 2 ha sido relativamente barata, con una inversión de 278.279 euros, y rápida, dado que se inició en septiembre y concluyó durante la primera semana de marzo. La paradoja es que los dos espacios provisionales, cuyo alquiler ha costado más de un millón de euros, sólo han estado funcionando un año, desde la Semana Santa de 2012, a la pasada semana.
La Consejería de Sanidad se encontró con un proyecto muy complicado que le dejó en herencia el equipo anterior. Por un lado, tendía este altísimo alquiler firmado de dos inmuebles que no se estaban utilizando. Además, cuando vio el diseño de la remodelación del espacio de Sillería le pareció un «megaproyecto», complicado de gestionar y muy caro, con materiales costosos en exceso. En consecuencia, decidió elaborar otra actuación distinta, más barata y acorde con los tiempos que le tocó gestionar.  De ahí que también se retrasara unos meses en busca de un proyecto mucho más austero.
El mismo ha permitido una revisión completa de la estructura del edificio, reparación de zonas afectadas y tratamiento preventivo para evitar la proliferación de termitas.
Además, estas obras incluyen la incorporación de dos nuevas consultas de aproximadamente dieciocho metros cuadrados cada una, y la ampliación de dos salas de espera con el cubrimiento de los huecos del lucernario en las plantas primera y segunda, lo que repercutirá en el bienestar de pacientes y profesionales.  Asimismo, a través de este proyecto se ha mejorado la accesibilidad y se han adecuado las instalaciones en materia de protección contra incendios, acorde a la legislación vigente. La actuación ha incluido también la mejora del sistema de climatización en salas de espera, nuevas consultas y otras zonas comunes.

 Víctor Ballesteros
- Foto: Víctor Ballesteros