La batalla de LGTBora contra la invisibilidad

Lola Morán Fdez.
-

La asociación LGTBora arrancó en septiembre de 2018 en Talavera de la mano de un grupo de personas sensibilizadas con el colectivo LGTBI con el fin de darle visibilidad en la ciudad

La presidenta de LGTBora, con la bandera arcoíris del colectivo LGTBI en la manifestación madrileña del Orgullo. - Foto: LT

Romper la invisibilidad del colectivo LGTBI es uno delos retos que se ha marcado en Talavera la asociación LGTBora, que ofrece apoyo y asesoramiento a quienes se enfrentan a alguna situación de LGTBIfobia.
LGTBora arrancó de manera oficial el 27 de septiembre de 2018 de la mano de un grupo de personas «con las mismas sensibilidades», del que salió la Junta Directiva, constituida en estos momentos por seis personas y presidida por Ángela Zarzoso. Entre sus fines figuran promover la igualdad de lesbianas, gais, personas transexuales y bisexuales en Talavera y comarca; promover y apoyar todas aquellas actividades del ámbito educativo en las que quieran contar con la asociación para abordar la realidad LGTBI+; luchar contra el acoso escolar por LGTBIfobia;identificar, difundir y colaborar con los distintos recursos disponibles en la ciudad para combartir este acoso y sobre todo darle visibilidad. De hecho, Zarzoso destaca que esta asociación nace precisamente con el objetivo de apoyar a los menores ante los casos de acoso y agresiones entre el colectivo LGTBI+.
Zarzoso, valenciana afincada en Talavera desde el año 2011, explica a este diario que en este tiempo de andadura desde la asociación han atendido a personas por circunstancias que van desde agresiones por ser del colectivo LGTBI a haber sido echados de sus casas por sus propios familiares por esta misma situación.
La presidenta de esta asociación comenta sin embargo que un problema que se presenta a la hora de denunciar este tipo de agresiones es el «reparo» de las víctimas a presentarse en Comisaría por tener que dar después explicaciones en su casa, donde en ocasiones des conocen que su hijo o hija es del colectivo LGTBI+. Por ello, uno de los principales fines de LGTBora es «trabajar mucho con la visibilidad para que la gente no tenga reparo en acercarse a pedir nuestro apoyo», algo que puede hacerse a través del correo electrónico lgtbora@gmail.com, así como en el facebook e instagram de la asociación.
Desde la asociación, que cuenta en la actualidad con una treintena de integrantes, gestionan la ayuda que se demanda y, en el caso de tener que derivarla, acompañan a la persona afectada al recurso correspondiente. Su labor se centra ante todo en asesoramiento y apoyo.
Con este fin de darle visibilidad al colectivo LGTBI se instalan además desde hace varias ferias, en colaboración con el Ayuntamiento de Talavera, casetas informativas para poner en marcha varias campañas de información y sensibilización para la prevención contra las agresiones machistas entre la población juvenil y para la no discriminación al colectivo LGTBI.
En cuanto a la experiencia de este tiempo, Zarzoso asegura que los casos que han llegado a la asociación se han gestionado, si bien «la invisibilidad tan normalizada en la ciudad juega en nuestra contra». Asegura ser consciente de que esta circunstancia se podrá cambiar «muy poquito a poquito, porque ha sido durante muchos años normalizada la invisibilidad y la comodidad de que la gente, para sentirse a gusto, se ha ido a Madrid». Una medida a la que, como apunta, se sigue recurriendo.
Para Zarzoso, «lo suyo sería que la ciudad al final hiciera desaparecer esta asociación» porque ya no es necesaria su lucha contra la LGTBIfobia. Así, aboga por que la ciudadanía trabaje de manera conjunta hacia este fin. Algo que por el momento para Zarzoso está lejano, puesto que esta misma semana en las redes sociales, al hilo de la conmemoración del Orgullo LGTBI, la asociación ha leído comentarios LGTBIfóbicos «de todo tipo».
Sobre este punto, reconoce que en todas las ciudades hay LGTBIfobia, pero no en todas existen mecanismos para hacerle frente. Así, lamenta que en Castilla-La Mancha no existe una ley en este sentido y aprovecha para reivindicar una que contemple aspectos donde se incida en el papel de la educación y la importancia del protocolo de igualdad en todos los ámbitos.
A nivel local, la presidenta de LGTBora apela a declarar Talavera ‘Ciudad libre de LGTBIfobia’. Recuerda además que es una de las propuestas que desde la asociación plantearon a todos los partidos políticos durante la pasada campaña electoral para que las incluyeran en sus respectivos programas. Sin embargo, Zarzoso pide que los compromisos que se asuman sean con partidas presupuestarias concretas para que se lleven a cabo.
Actividades de LGTBora. La asociación, sin ánimo de lucro, no dispone en la actualidad de ningún tipo de subvención o ayuda pública, sino que se financia con fondos propios, recabados a través de actividades benéficas, como la cena solidaria que se ha organizado esta semana por segundo año consecutivo en un restaurante de la ciudad. De ella, un porcentaje ha ido a LGTBora y le ha permitido financiar parte de los actos organizados con motivo de la celebración del Orgullo LGTBI, como es el caso de la proyección de la película ‘Carmen y Lola’.
Esta semana del Orgullo LGTBI, organizada de la mano de la asociación ‘Ambigüa Films’, ha contado por vez primera con una manifestación celebrada ayer al mediodía , que partió de la plaza de San Francisco y culminó en la plaza del Pan. «Nunca ha habido en esta ciudad una manifestación» de este tipo, subraya Zarzoso, algo que es «doblemente emocionante y responsable» para LGTBora, organizadora única de esta acción que pretende que los jóvenes del colectivo «se sientan arropados» en Talavera.
Se ha querido además que lleve por lema ‘Mayores sin armario’, para reconocer su papel en la sociedad y porque en el colectivo LGTBI las personas mayores «son doblemente invisibilizadas». «Si una persona es del colectivo, dentro de la dinámica que puede haber en una residencia de mayores, hay mucha más invisibilidad porque tienen que volver al armario porque el protocolo no es el adecuado», explica.
Esta manifestación ha sido el punto fuerte de una semana con actividades como un micro abierto; una representación teatral; una charla a cargo de Rubén López; y otra interactiva. Entre las actividades ha habido además una dirigida a familias precisamente con ese objetivo de «romper la invisibilidad» de un colectivo que se estima que engloba en torno a un 20% de la población talaverana. ‘Pinta la diversidad’ ha invitado a los niños a pintar de forma libre y creativa, con los colores de la bandera LGTBI.
Para Zarzoso, esta semana de actividades ha supuesto «poner una piedra» para dar a conocer la asociación en Talavera y comarca con el fin de que «esa invisibilidad empiece a romperse».
A ellas se pretenden sumar otras tantas a lo largo del año, puesto que se plantean trabajar en charlas del ámbito sanitario y en proyectos educativos. Se quieren organizar otro tipo de actos, como partidos solidarios en los que está prevista la colaboración de equipos de rugby de Talavera y probablemente el de Madrid Titanes.