Toledo enmudece por los fallecidos de coronavirus

M.G./LT
-

El homenaje se ha celebrado a mediodía en la Plaza del Ayuntamiento. La arriada de las banderas y la promesa de Tolón de un gran acto público completan la primera jornada de luto

De oscuro, salvo por las mascarillas, a distancia prudencial, en silencio y con el sonido de las campanas para terminar de esculpir el homenaje. La Plaza del Ayuntamiento se sumió ayer en el recuerdo, el dolor y el apoyo a los familiares y allegados que han perdido a los suyos desde el mes de marzo por culpa del coronavirus. Toledo quiso prestar su hombro en memoria de las más de 27.000 víctimas que no han podido superarlo con un largo minuto de silencio por todos, quizá enmudecer unos instantes sea la mejor fórmula para desahogar y calmar tanto sufrimiento.
La plaza del Ayuntamiento estaba prácticamente vacía poco antes de este sencillo homenaje al que acudieron distintas autoridades políticas, religiosas y del ámbito judicial. La alcaldesa de la ciudad, Milagros Tolón, asistió junto a buena parte de su equipo de Gobierno. También acudieron varios concejales del resto de grupos políticos. La lista de autoridades se completó con el arzobispo de Toledo, Francisco Cerro, varios religiosos, el presidente de la Audiencia Provincial, Juan Ramón Brigidano, y el fiscal-jefe de Toledo, Antonio Huélamo.
En un segundo plano y apartados de la comitiva, también demostraron su apoyo varios miembros de la Policía Local, -la plantilla ha colocado crespones negros en el exterior de los vehículos patrulla- y de Protección Civil, dos cuerpos que están realizando una intensa labor desde que  estalló la pandemia a mediados de marzo.
Toledo enmudece por los fallecidos de coronavirusToledo enmudece por los fallecidos de coronavirus - Foto: Yolanda LanchaTolón envió «un fuerte abrazo» a todos los familiares y allegados que han perdido a sus seres queridos recientemente. Además, considera que en estos momentos en los que la ciudad se encuentra en fase uno de la desescalada señalada por el Gobierno la mejor manera de honrar su memoria «es seguir siendo responsables y seguir cumpliendo con las normas y recomendaciones de las autoridades sanitarias para poder superar de una vez por todas este grave trance por el que estamos pasando».
por ellos. La tragedia es inmensa y las cifras ayer no se asomaron, el protagonismo fue para las lágrimas, el recuerdo con los corazones encogidos y el duelo callado de muchas familias que todavía se hacen preguntas e intentan remontar tras el palo reciente recibido.
El acto fue sencillo y breve en este primer día de luto de los diez que ha decretado el Gobierno central en memoria de las personas que no han podido superar el virus, pero la jornada dio mucho de sí desde primera hora. A las nueve  de la mañana, se celebró un primer acto en el Ayuntamiento, al que asistió la Corporación municipal, para iniciar el luto con la arriada de las banderas a media asta por respeto y en señal del duelo institucional. Esta operación se llevó a cabo por el intendente de la Policía Local, José Luis Martín; el jefe de Bomberos, Isabelo Sánchez; el responsable de Protección Civil, Luis Miguel Álvarez, y la alcaldesa.
El homenaje continuó con un minuto de silencio y el violonchelista Chiki Serrano terminó interpretando el himno nacional. La Policía Local, los Bomberos y los miembros de Protección Civil también se han sumado a la iniciativa.
Por otro lado, el equipo de Gobierno municipal ya está trabajando en la realización de un acto público de envergadura una vez que el estado de alarma lo permita. Tolón lo avanzó hace unos días y volvió a subrayar la necesidad de continuar reconociendo a las víctimas y a los profesionales que han estado trabajando, en primera línea o en servicios esenciales, desde el inicio de la pandemia para contener la crisis sanitaria que se desató con la rápida expansión del virus que ha provocado el contagio a 17.000 personas en la región, aunque el número se eleva sin duda porque esa cifra únicamente responde a los diagnosticados mediante pruebas, la muerte a casi 800 personas en la provincia de Toledo, casi 3.000 en la región.
Por último, la ciudad de Toledo también tiene en mente dedicar un espacio público de manera permanente a la memoria de los fallecidos y de los trabajadores por su apoyo, aunque aún es pronto para saber si ya está elegido el emplazamiento. La alcaldesa se lo comunicó recientemente a la Federación de Asociaciones de Vecinos, y la hizo partícipe, con lo que en las próximas semanas irán avanzando por el mismo camino.