Transportes analiza un accidente aéreo mortal de 2019

J.M.
-

La Ciaiac dice que el piloto no aplicó en el ascenso «el procedimiento de emergencia de suelta del cable y aterrizaje por derecho, ante una situación clara y evidente de falta de tracción»

Transportes analiza un accidente aéreo mortal de 2019

Un piloto de 60 años muy apreciado entre los aficionados al vuelo sin motor de la provincia falleció el 31 de agosto de 2019 en un accidente ocurrido cuando despegaba mediante el sistema por torno. Ahora, la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (Ciaiac), dependiente del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, ha publicado el informe técnico, que atribuye a «una gestión inadecuada» de la maniobra la razón del siniestro.
El informe, aprobado el 29 de enero de este año, detalla que el planeador sufrió un accidente durante la operación de remolque por torno del Club Clavileño en el aeródromo de La Mancha, entre La Villa de Don Fadrique y Quero. La aeronave alcanzó una altura máxima sobre la pista de 50 metro para, a continuación, realizar un descenso. El vuelo duró 18,5 segundos, y durante este tiempo, el cable de remolque se mantuvo unido a la aeronave. El piloto falleció como consecuencia del impacto, y la aeronave quedó completamente destruida.
A bordo del planeador, solo se encontraba el piloto, propietario de la aeronave y socio de Clavileño, club basado en el aeródromo de La Mancha. Cuatro aeronaves fueron remolcadas anteriormente esa tarde sin ningún incidente. El informe descarta la posible contribución de un fallo de la aeronave en el accidente.
La Ciaiac concluye sobre la gestión de la emergencia que fue inadecuada tanto en el ascenso como en el descenso, «probablemente como consecuencia de un exceso de confianza del piloto en sus propias capacidades». Así, indica a continuación: «Durante el ascenso, el piloto no aplicó el procedimiento de emergencia de suelta del cable y aterrizaje por derecho, ante una situación clara y evidente de falta de tracción».
Y analiza también: «Durante el descenso y alabeo (Deformación momentánea del ala de un avión para compensar el efecto de la fuerza centrífuga durante un viraje), las actuaciones sobre el mando de alabeo para nivelar la aeronave fueron inicialmente adecuadas en cuanto al sentido (Alabeo hacia la izquierda), pero no de la suficiente intensidad. La aplicación de mando se realizó con la aeronave ya en pérdida, por lo que la eficacia de las superficies estaba ya limitada. Los últimos segundos del descenso, además, la actuación del piloto fue contraria a la de recuperación, comandando un alabeo a la derecha. Tampoco en el descenso actuó sobre la suelta del cable».
«El remolque por torno consiste en un procedimiento de remolque de veleros (planeador) en el que se sustituye a la aeronave que tira del aparato por una máquina (torno) operada por un tornero», según detalla la Ciaiac. Y añade: «Cuando el velero está preparado para el despegue, el operador del torno empieza a acelerar el motor del torno hasta la velocidad que sea necesaria según el velero. En este caso era de 110 kilómetros por hora, y esta velocidad se alcanza en cuatro segundo». Además, abunda: «Una vez que el velero ha alcanzado la altitud máxima, se produce el desenganche del velero del torno».
Esta comisión realiza un estudio de los accidentes de aeronavegación ocurridos en España. Como aclaran en sus informes, incluido este, busca prevenir accidentes de aviación, no el establecimiento de culpa o responsabilidad alguna, por lo que no se rige por las garantías y derechos de las pruebas en un proceso judicial.