La Junta reclama 176.000 euros al Ayuntamiento por 3 PLIS

J.S.
-

La cantidad forma parte del Plan Concertado de Servicios Sociales de 2018. Los fondos estaban destinados a cofinanciar los tres Planes Locales de Integración Social (PLIS) que el Ayuntamiento no pudo adjudicar tras detectar «errores» en los pliegos

El Plis del Cerro de los Palos es uno de los proyectos afectados. - Foto: David Pérez

El nuevo concejal de Bienestar Social, Francisco Armenta, se estrena con un problema encima de la mesa. El Ayuntamiento de Toledo perdió en 2018 un total de 176.000 euros que el Gobierno regional le concedió con cargo al Plan Concertado de Servicios Sociales al no haber ejecutado los proyectos de inclusión para los que la Dirección General de Acción Social y Cooperación de la Junta de Comunidades otorgó dichos fondos. El dinero perdido y que el Ayuntamiento tendrá que devolver estaba destinado a cofinanciar los tres Planes Locales de Integración Social (PLIS) que  la Concejalía de Servicios Sociales, gestionada en la pasada legislatura por el portavoz de Ganemos, Javier Mateo, no pudo poder en marcha tras la anulación del concurso convocado para adjudicar los PLIS del Cerro de los Palos, mediación social comunitaria en las 109 viviendas del Polígono -conocidas popularmente por El Parchís- y el Programa Toledo Incorpora. La Junta de Gobierno Local tomó la decisión tras recibir informes técnicos y jurídicos que avalaban que algunas cláusulas de pliego «podían inducir a error».
El presupuesto dejado sin ejecutar es aún más abultado si se tiene en cuenta que la Junta de Comunidades sólo aporta el 55% de la financiación de los proyectos que aprueba previamente, ya que el otro 45% corresponde a las corporaciones locales. Es decir, el Ayuntamiento de Toledo también se ha ‘ahorrado’ otros 144.000 euros. Es decir, el perjuicio para las políticas sociales municipales ascendió en 2018 a 320.000 euros. La Junta, que no obligará a la devolución de los fondos no justificados, compensará esta cantidad en las próximas convocatorias.
La Junta de Gobierno Local decidió anular el pasado mes de febrero el concurso en plena fase de adjudicación -las plicas ya estaban abiertas- después de que tres asociaciones y una de las empresas que competían por la adjudicación de los proyectos ligados PLIS presentaran alegaciones al procedimiento de licitación.
Ante los escritos de cuatro de las seis licitadoras, el órgano municipal de contratación decidió pedir sendos escritos a la unidad gestora del contrato, en este caso la Concejalía de Servicios Sociales y a la asesoría jurídica municipal para que emitiesen los correspondientes informes en los que se analizaran el contenido de las alegaciones y  se propusieran  una solución que finalmente pasó por la anulación del proceso de licitación que se inició en noviembre de 2018.
Las tres asociaciones que gestionan los proyectos que se iban a prorrogar se  presentaron al concurso para renovar sus contratos ofertando el precio máximo de licitación, incluyendo la cantidad que corresponde al IVA, pese a que al tratarse de Organizaciones No Gubernamentales o asimiladas no están obligadas a repercutirlo a sus clientes, en este caso el Ayuntamiento.
Así la Asociación socioeducativa Llere pujó por continuar su labor en el Cerro de los Palos haciendo una oferta de 180.000 euros. La cifra es el resultado de sumar al precio base de licitación 163.636,36 euros, el 10% de IVA, por importe 16.363,64 euros. Es decir, Llere iba al tipo máximo de licitación sin dar margen al Ayuntamiento de poder ahorrarse el IVA. Y eso que  el tipo de licitación marcado en el pliego de condiciones era a la baja.
El mismo procedimiento siguieron tanto la Asociación Intermedi@cción en el proyecto de mediación social comunitaria para la convivencia en las 109 viviendas del Polígono al licitar por el tipo máximo 143.747,36 euros y la Asociación Enlace Empleo para el programa Toledo Incorpora. En esta ocasión el precio máximo que estaba dispuesto abonar el Ayuntamiento era 84.912, 40 euros.
Por contra las empresas que decidieron concurrir a la licitación Eulen, Ingeus y Aebia Tecnología y Servicios ofertaron por debajo del presupuesto base de licitación. Eulen, por ejemplo, se comprometió a desarrollar el programa del Cerro de los Palos por 178.200 euros, es decir, 1.800 euros menos que el tope máximo. Aebia Tecnología y Servicios era  la más barata al comprometerse a gestionar el PLIS de este poblado chabolista por 134.200 euros, IVA incluido, 45.800 euros por debajo del tope máximo.
 Tras la anulación del concurso el Ayuntamiento de Toledo anunció que volvería a convocarlo con  modificaciones en el pliego. El nuevo documento primará la experiencia de las entidades en la gestión de los proyectos, así como que estas sean del tercer sector, además de restar importancia al criterio económico. El concurso no ha sido aún convocado.