Orgullo por el agente que salvó una vida

J.M.
-

El alcalde de Nambroca ha recibido al policía local que reanimó a un hombre en Gandía (Valencia) durante una comisión de servicios. La Generalitat ha homenajeado al agente con una condecoración

Orgullo por el agente que salvó una vida

Jorge Martínez trabaja como policía local en Nambroca, pero estaba en comisión de servicios durante el verano de 2018 en la localidad valenciana de Gandía, como refuerzo de seguridad en esas concurridas semanas de la costa española. Iba con un compañero cuando recibió el aviso de que un varón de 45 años había quedado inconsciente por no poder respirar. Minutos después, el agente practicaba por primera vez una maniobra  de reanimación en un caso real y logró salvar la vida de la víctima.
De esta manera, el policía efectuó por primera vez en una víctima real las maniobras que aprendió en los cursos de formación asociados a su trabajo porque, a diario, las actuaciones suelen ser rutinarias, pero siempre llega un día en el que los agentes deben emplearse al cien por cien.
«No sé los minutos que pasaron. Se me hicieron interminables. Recuerdo que estuve mucho tiempo recordando la actuación. Vivía mi vida, pero recordaba las 24 horas. Fue muy bonito porque has salvado una vida», comentaba ayer en palabras a este diario el agente Jorge Martínez, quien fue recibido la semana pasada por el alcalde de Nambroca, Víctor Botija, junto con el concejal de Obras y Servicios, Bienvenido Jiménez, tras el reconocimiento efectuado a principios de mes por la Generalitat Valenciana.
Este policía local no volvió a ver al hombre, de nacionalidad española, que había perdido el color natural en ese tiempo de agonía, pero sabe que se recuperó plenamente y ha revivido muchas veces esos minutos de transición hasta el traslado al Hospital San Francisco de Borja de Gandía. Probablemente, la última fuera cuando recibió en el Real Monasterio de Santa María, en El Puig, la condecoración de la Cruz de Pisana blanca por esta intervención crucial. Fue un reconocimiento de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, dependiente de la Generalitat, que contribuirá a poner en su sitio los recuerdos de aquel día de verano en que Jorge Martínez salvó una vida.