El Ruiz de Luna une a su plantilla a una técnico de museos

Lola Morán
-

El Museo ha recuperado una plaza «bloqueada» y cuenta desde esta semana con Begoña Muñoz Guzmán, que se ocupará de catalogar las colecciones y planificar exposiciones

El Ruiz de Luna une a su plantilla a una técnico de museos

El Museo Ruiz de Luna de Talavera ha incorporado a una técnico de museos entre cuyas funciones estarán las de catalogar e inventariar  las colecciones, la difusión del recinto y planificar exposiciones. Así lo confirmó a este diario Fernando Fontes, director del Museo de Santa Cruz, del que depende el Ruiz de Luna, quien explicó que en la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) del Ruiz de Luna había una plaza de ayudante de museo que estaba «bloqueada desde hace tiempo» y que ahora se ha podido recuperar.
Como explicó Fontes, cuando accedió al cargo en el año 2016 ya estaba bloqueada esta plaza que ostentó antes la técnico Cristina Manso tras llevarse a Cuenca. «La persona de Cuenca ha pedido una comisión de servicio y en una maniobra combinada entre la Dirección Provincial de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, el propio departamento de personal de la Consejería y el jefe de servicio de Museos, se ha hecho presión, concediendo esta comisión de servicio a cambio de la cobertura de esta plaza en el museo de Talavera, explicó el director del museo de Santa Cruz», explicó al respecto.
Finalmente, se ha cubierto con una plaza de interino de la bolsa de empleo del cuerpo de técnicos funcionarios de museos de Castilla-La Mancha. Se ha seleccionado para este puesto a Begoña Muñoz Guzmán, de Toledo, con una amplia experiencia en museos, tanto en la región como a nivel estatal, y que ha trabajado en la Dirección de Patrimonio de la Junta de Comunidades, un año en el Museo de Santa Cruz. Muñoz es además arqueóloga y ha trabajado también en el Museo Arqueológico de Madrid así como hasta hace pocas fechas en el Museo Sorolla.
Muñoz se ha incorporado esta semana al Museo Ruiz de Luna, donde se ocupará de cuestiones de las que hasta ahora se venía encargando un técnico que acudía a las instalaciones talaveranas una vez por semana. Entre sus funciones estarán las de catalogar e inventariar las colecciones, realizar todos los movimientos y planificar cuestiones relativas a la difusión y las exposiciones que albergue el recinto.