Ecologismo desde la lista de la compra

J. Monroy
-
Ecologismo desde la lista de la compra - Foto: David Pérez

Benedicta Nieto ofrece en la Biblioteca de Castilla-La Mancha las claves para mejorar el medio ambiente desde un consumo responsable, pequeños cambios en la vida que dan resultados casi inmediatos

Cosas tan sencillas como utilizar servilletas de tela en lugar de las de papel o invertir un poco en botellas de vidrio o acero inoxidable son una pequeña ayuda para el medio ambiente, y de paso incluso lo llega a ser para el bolsillo.
Son algunas de las claves que la educadora ambiental en el Ecoparque de Toledo, Benedicta Nieto, ofreció en su ‘Cómo con la lista de la compra se puede cuidar el medio ambiente’, durante la tarde del martes en la Biblioteca de Castilla-La Mancha.
Como educadora ambiental, ella normalmente imparte talleres de consumo responsable. Para conmemorar el día del Medio Ambiente, que se celebra a lo largo de este miércoles, decidió dar esta charla, aunque fuera durante la víspera. Su idea fue basarse en lo que recogen dos libros básicos para ella de este tema, como son ‘Primavera silenciosa’ y ‘Residuo cero en casa’, «para hablar un poco de la lista de la compra que hacemos y el poder que tenemos para cambiar los hábitos de consumo».
A partir de lo que recogen estas publicaciones, Nieto dio las claves para promover el consumo de productos ecológicos y cómo reducir los residuos que se generan en casa. Se puede hacer rechazando a la hora de comprar ciertos productos y empaquetados. La clave está en «rechazar, reducir, reutilizar, reciclar y compostar.
A la hora de comprar, hay que llevar una lista hecha de casa. De esta forma, se compra menos, más reflexionado y «al final, generas menos residuos y te alimentas mejor seguro».
Comercio justo y consumo responsable. Nieto también acercó a los presentes algunos datos sobre el comercio justo. Quiso mostrar lo que es y dónde se puede comprar, «porque realmente cuidas de personas que están desfavorecidas, en países del Tercer Mundo o en desarrollo, y si dedicas una parte de la compra a estos productos, a la larga estás ayudando también».
Al final, todo es más sencillo de lo que parece. En una casa hay que gestionar lo que se compra y los productos que se producen. Con los trucos como las servilletas de tela y las botellas de vidrio «son pequeños cambios de los que ves el resultado inmediato, en la bolsa de la basura y en su volumen».