El TSJ calcula que hay 399 muertes más por Covid en Toledo

J.S.
-

El alto tribunal regional eleva a 1.181 las muertes en Toledo al sumar la sospechosas. Los enterramientos disminuyeron en la provincia de Toledo durante el mes de mayo un 58,22% con respecto abril y un 38,2% con respecto a marzo

El TSJ calcula que hay 399 muertes más por Covid en Toledo

Cuando han transcurrido ya tres meses desde la emergencia sanitaria, el Tribunal Superior de Justicia eleva el número de fallecidos en la provicia de Toledo a 1.181 personas. Si tenemos en cuenta que los datos que la comunidad autónoma traslada al Ministerio es que hasta finales de mayo habían fallecido 782 toledanos por coronavirus, el desfase provocado por los casos sospechosos es de 399 personas. En este trimestre en la provincia de Toledo han fallecido 2.367 personas. De ellas, el 49,89% la causa final de la muerte está asociado a un patógeno para el que todavía no hay vacuna.

En el conjunto de la región, el Alto Tribunal cifra en 5.125 las muertes viculadas al coronavirus, una cifra muy por encima de las 2.977 contabilizadas de forma oficial hasta el 31 de mayo al estar plenamente confirmadas. El Alto Tribunal añade, por tanto, otras 2.148 sobre las que hay fundadas sospechas. En términos relativos, la mortalidad por Covid-19 sería un 41,9% superior a la contabilizada siguiendo los criterios del Ministerio de Sanidad. El coronavirus, además, estaría detrás del 58,2% de las muertes registradas en la región por todas las causas que sumarían 8.799.

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha confirmó ayer -al igual que hizo el Instituto Nacional de Estadística hace unos días- que los fallecimientos ocurridos en el mes de mayo tanto en la comunidad autónoma como en la provincia de Toledo vuelven a situarse en los niveles previos a la pandemia provocada por el coronavirus.

Los enterramientos disminuyeron en la provincia de Toledo un 9,6% durante el mes de mayo con respecto al mismo período de 2019, según los datos difundidos ayer por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCLM) con el recuento aportado por los registros civiles. Si la referencia se hace teniendo en cuenta el 2018, la caída es del 0,41%. Y si lo hacemos con respecto a abril y marzo de este año la caída es del 58,22% y del 38,32%, respectivamente.

Las defunciones en Castilla-La Mancha en mayo de este año han disminuido un 10,8% con respecto a las inscritas en el mismo periodo del año anterior que sumaron 1.614. Además, la reducción en el número de expedición de licencias de enterramiento en la región durante el mes de mayo también ha sido significativa con respecto a los meses de marzo y abril de 2020. Concretamente el descenso con respecto al mes de abril es del 63,1%, ya que de las 3.902 licencias enterramiento en abril se ha pasado a las 1.439 de mayo. El porcentaje de disminución en referencia al mes de marzo alcanza el 58,4% ya que frente a las 3.458 licencias de enterramiento en marzo se registraron 1.439 en mayo.

“Esta circunstancia ha tenido como principal efecto la normalización en el trabajo de los Registros Civiles de Castilla-La Mancha, que durante la pandemia han venido realizando servicios esenciales en la Administración de Justicia, siendo la expedición de licencias de enterramiento la principal y casi única actividad de los registros en número”, señala en nota de prensa el Alto Tribunal regional.