Las nuevas 'Juntas de Distrito' serán cada 3 meses y sólo con 2 asociaciones de vecinos

J. Monroy | TOLEDO
-
Los nuevos Consejos de Participación serán los herederos de las antiguas Juntas Distritos. - Foto: David Pérez

Los nuevos consejos de participación ciudadana seguirán teniendo el mismo carácter consultivo y no vinculante, que criticaban los vecinos en las viejas juntas de distrito

jmonroy@diariolatribuna.com

Después de un año en Toledo sin Juntas de Distrito u otro elemento de participación ciudadana similar, el Ayuntamiento ha presentado a las asociaciones de vecinos un borrador del nuevo reglamento que ha titulado ‘Ámbito de Participación Territorial’. Se trata de un documento que se tendrá que debatir todavía entre los distintos grupos municipales y asociaciones de vecinos, y que no parece que vaya a caer muy bien entre estas últimas.
Y es que el nuevo reglamento recoge por fin el tan deseado voto vecinal. Sin embargo, las nuevas Juntas de Distrito, rebautizadas como Consejos de Participación Ciudadana, se celebrarán cada tres meses y tan sólo permitirán la participación de dos asociaciones de vecinos en cada una de ellas. Además, si el Ayuntamiento ha tenido que cambiar el antiguo reglamento ha sido por la queja de los vecinos, que apuntaban que las antiguas Juntas de Distrito eran poco útiles, dado que la última palabra la tenía el presidente, y no eran vinculantes. Es decir, se aprobara lo que se aprobara, el equipo de Gobierno podría ignorarlo. El problema, si se aprueba el borrador tal cual, se repetirá. Las decisiones del Pleno tendrán «carácter consultivo y no vinculante sobre la potestad de los otros órganos municipales».
La gran novedad será la creación de otro órgano de participación territorial, las Asambleas Ciudadanas, que a su vez asesorarán a los Consejos de Participación Ciudadana. Se celebrarán cada dos meses, presididos por la concejal de Participación Ciudadana, Helena Galán, y contará con una participación más amplia del tejido asociativo de la ciudad. Pero no está todavía muy clara cuáles serán sus competencias. De hecho, el borrador de reglamento recoge que será en cada sesión plenaria cuando se establezca el orden del día de la siguiente.

Los mismos Distritos. Aunque se habló mucho de un cambio durante los últimos meses, a la postre el nuevo documento recoge la misma división por distritos que la ciudad ha mantenido durante las últimas décadas, con un único Distrito Norte y Azucaica dentro del Casco Histórico. La novedad, y la sorpresa, viene por la creación de dos organismos de participación dentro de esta división territorial, que buscan «la creación de espacios de información, estudio y debate».
Los Consejos de Participación Ciudadana, herederos de las antiguas Juntas de Distrito, tienen entre sus competencias recibir y facilitar la mayor información y publicidad sobre las actividades y acuerdos municipales, así como de los presupuestos municipales; colaborar con el Ayuntamiento en la solución de problemas y ayudar en la aplicación de las políticas que prevengan situaciones de riesgo y conflictos vecinales; trasladar las propuestas de las Asambleas Vecinales, a través del presidente, a las distintas áreas de gestión para su estudio, deliberación y dictamen; fomentar la participación directa y descentralizada de los vecinos en la actividad municipal, estableciendo a este efecto los mecanismos de información y participación y seguimiento de sus actividades; y mantener una continua comunicación con la institución a través del trabajo conjunto con las áreas municipales. Básicamente, lo mismo que las antiguas Juntas de Distrito.
Un cambio en los Consejos de Participación es que los vecinos pierden peso y lo ganan los partidos políticos. Contarán con un presidente y un vicepresidente del equipo de Gobierno. Además, el borrador propone que «las organizaciones políticas, con representación municipal, elegirán a vocales y suplentes de manera proporcional a los resultados de las elecciones municipales». Además, serán vocales dos representantes de las asociaciones de vecinos y dos ciudadanos no adscritos, que no se definen cómo han de ser elegidos.
Las sesiones públicas de los consejos tendrán un desarrollo idéntico al de las Juntas de Distrito. La gran diferencia es el voto de todos sus componentes, incluidos los vecinos. El presidente tendrá voto de calidad en caso de empate.
Por su parte, las Asambleas Vecinales serán órganos de carácter informativo, de control y de formulación de propuestas, en los que podrán participar todas las asociaciones y vecinos del barrio. Parecen sustituir a los ruegos y preguntas de público de las juntas de distrito. Su finalidad es la de transmitir a los Consejos de Participación propuestas y soluciones que consideren oportunas en los temas de competencia municipal.