La CHT y Junta buscan salidas para el amianto de Ramabujas

M.G
-
La CHT y Junta buscan salidas para el amianto de Ramabujas - Foto: Yolanda Lancha

La alcaldesa anuncia el trabajo de ambas para acabar con los restos tóxicos de la zona del arroyo

El amianto sigue preocupando en el Ayuntamiento de Toledo. La alcaldesa aseguró ayer que mantiene «contacto directo» con los vecinos del Polígono y confía en que este grave problema medioambiental se vaya solucionando con la voluntad de las administraciones, ya que los trabajos para aislar los restos en distintas parcelas se pusieron en marcha hace meses.
En esta ocasión, la novedad se ha producido hace varias semanas.  Según comentó Tolón, los técnicos de la Junta y de la Confederación Hidrógrafica del Tajo (CHT) han estado comprobando y analizando una de las parcelas afectadas, la zona del arroyo de Ramabujas para avanzar e «intentar llegar a un acuerdo» que garantice una solución definitiva.
El amianto también se asomó ayer al balance de gestión por la posible creación de una agrupación electoral formada por los vecinos del Polígono integrados en la plataforma contra el amianto. En este caso, la alcaldesa recordó que se están manteniendo reuniones y se les informa de los pasos que se están dando para terminar con esta grave problemática ambiental.
Sin ir más lejos, la alcaldesa recordó también que el Gobierno regional se ha reunido con los vecinos para informarles del calendario previsto de los trabajos y de las acciones que se plantean para continuar avanzando. En este caso, la Junta se ha personado en el conflicto que se mantiene con una parcela particular. De momento, la administración regional está esperando la sentencia, pero tampoco descarta actuar de forma subsidiaria para actuar en esta parcela contaminada al margen de la resolución judicial.
un buen logro. Tolón aprovechó el tema para resaltar el esfuerzo y el trabajo de las administraciones en relación con el amianto. En este caso, reconoció que el barrio del Polígono está sufriendo esta peligrosa contaminación desde hace veinte años, pero añadió que ha sido en esta legislatura en la que se  está poniendo solución a un problema que originó «un alcalde de otro signo político en un barrio residencial» permitiendo un importante vertido de amianto en distintas parcelas.
Respecto a los trabajos, la alcaldesa confía en la voluntad de las administraciones par a la eliminación definitiva de este material tan tóxico. De momento, el calendario apunta que el Gobierno regional comenzará la retirada de amianto «después de Reyes.