Tolón inicia ronda de contactos con Unidas Podemos

I.G.Villota
-

La formación de izquierdas aspira a que sus políticas de empleo, no privatización de servicios, vigilancia de contratos e industrialización sean prioritarias para el ejecutivo

Tolón inicia ronda de contactos con Unidas Podemos - Foto: Yolanda Lancha

No ha pasado ni una semana pero parece que hace semanas del 26 de mayo, cuando la alcaldesa Milagros Tolón consiguió el resultado que deseaba, un poquito más abultado de sus previsiones, lo que permite que pueda gobernar en solitario, en minoría, con sus 12 concejales, solo a uno de la mayoría absoluta. Apenas unas horas después de aquello, la socialista ya ha iniciado la ronda de contactos con el resto de formaciones políticas de cara a la toma de posesión en el Ayuntamiento, que se celebrará el sábado 15 de junio, cuatro años y dos días después de que fuese elegida como la primera alcaldesa de Toledo en 2015.
La primera reunión tuvo lugar ayer en el despacho de Alcaldía. Fue con Unidas Podemos, haciendo un guiño a la izquierda con la que ha gobernado en coalición esta legislatura, aunque bajo otro nombre. Se trata de un gesto relevante, bien recibido por el líder de la formación de izquierdas en la ciudad, Txema Fernández, quien acudió a la cita con su compañera Olga Ávalos, también concejala electa.
Confesó que no había estado nunca antes en Alcaldía y destacó que su objetivo es que las políticas de izquierdas influyan en el gobierno municipal,  aún sin entrar en el ejecutivo que  a todas luces será del PSOE en solitario, toda vez que no necesita a los dos ediles de Unidas Podemos.
«Las negociaciones en el Ayuntamiento no son de fortaleza sino de debilidad porque no nos necesitan», evidenció Fernández, quien aseguró que su formación aún no ha decidido el sentido de su voto, aunque a todas luces negociarán un acuerdo «de mínimos» con el PSOE para apoyar la investidura de Milagros Tolón y conseguir un papel relevante en las políticas de ciudad sin entrar en el gobierno, algo que, entienden, les ha penalizado en estos cuatro años, con Ganemos, formación con matriz en Izquierda Unidas, desdibujado delante de un PSOE fuerte.
La estrategia, deslizó ayer Txema Fernández, se asemejará a la seguida hace dos legislaturas por Aurelio San Emeterio y Carmela Jiménez, en la segunda legislatura de Emiliano García-Page como alcalde de la ciudad. El escenario era prácticamente el mismo: Page tenía 12 concejales, como Tolón, Izquierda Unida tenía 2, como tiene ahora Unidas Podemos, y el PP tenía 11, una suma que ahora consiguen los ‘populares’ junto a Ciudadanos y Vox.
La idea es que Tolón gobierno en solitario pero que Unidas Podemos sea esencial para aprobar presupuestos u otras cuestiones relevantes de la ciudad, es decir, las económicas, esenciales para ejecutar políticas.
No en vano, han recordado en estas semanas en el seno de la izquierda, Aurelio San Emeterio sin entrar en gobierno consiguió que Page ‘no moviese un céntimo’ sin contar con ellos. «Aurelio y Carmela, con un gobierno de Page sin mayoría absoluta, sacaron adelante una serie de proyectos políticos y así presionaban», recalcó Fernández.
La formación aspira a que el Ejecutivo local «vire a la izquierda» y que no se mueva a sus anchas. Las políticas de empleo «digno», la no privatización de más servicios públicos, la vigilancia de los contratos y la reindustrialización del Polígono industrial, dentro de las competencias municipales, serán las prioridades que pondrá sobre la mesa Unidas Podemos.
La próxima reunión con el PSOE será la próxima semana, previsiblemente el día 5, con el tiempo suficiente para alcanzar el acuerdo de mínimos que permita a Tolón coger de nuevo el bastón de mando municipal con tranquilidad. También se citará con el resto de partidos.